DOLOR, IMPOTENCIA Y ANGUSTIA VIVE ROCÍO Y SU FAMILIA

“Desde que pasó esto, todos los días me levanto pensando en lo que hizo esta basura"

Así lo expresó Carolina Beneitez, mamá de Rocío, la joven baleada a fines de mayo último por un hombre que aún continúa prófugo de la Justicia. “Nos arruinó la vida a mí y a mi hija. Tengo que ser fuerte por ella porque hoy los médicos me dicen que no volvería a caminar”, exclamó.

La menor de 16 años que recibió dos disparos de arma de fuego el domingo 27 de mayo en el barrio Fonavi (Sanabria y Quintana), ya comenzó con los ejercicios de rehabilitación en la Clínica Juan XXIII de Junín en donde continuará internada hasta el miércoles.
Con mucho dolor, impotencia y angustia, la madre de la joven Rocío, Carolina Beneitez dialogó con Democracia y sentenció: “Nos arruinó la vida a mí y a mi hija. Tengo que ser fuerte por Rocío porque hoy los médicos me dicen que no volvería a caminar y ya le hicieron el certificado de discapacidad”.
“Hay días que está con ganas y otros que no y a veces no se deja inyectar para la coagulación. Está muy bajoneada: hay días que quiere recibir visitas y días que no. Es muy difícil que vuelva a caminar y solamente un milagro podría cambiar todo y la fe nunca se pierde”, remarcó.
Según dijeron los médicos, la adolescente “tiene parálisis desde la cintura hacia los pies” debido a que uno de los balazos impactó en la médula espinal y no puede ser retirado mediante cirugía debido al riesgo que eso conllevaría.
La rehabilitación que está llevando a cabo consiste en ejercicios para “que tenga fuerzas en los brazos y se pueda manejar sola para cuando tenga que tener a su bebé y manejar la silla”.

“Esta basura se mueve con impunidad”
Cabe remarcar que el atacante que estaba discutiendo con otro sujeto en el momento del hecho, cuenta con un frondoso prontuario delictivo y continúa prófugo de la Justicia desde hace más de un mes. “Pedimos justicia porque esta basura se mueve con total impunidad”, exclamó la madre.
“Por eso estoy tan enojada. Todos los días desde que pasó esto, me levanto pensando en esta basura, lo que hizo, ya que yo no tengo ayuda de nadie y todos se lavaron las manos. No tengo apoyo económico ni de nada”, agregó.
“Ella, gracias a Dios se sienta en la silla, y no quiere hablar porque está enojada con todo el mundo”, remarcó.
Cabe aclarar que la causa quedó caratulada como “intento de homicidio doblemente agravado”, tramitada en la Fiscalía del Dr. Esteban Pedernera.

Campaña solidaria
Debido a la incapacidad motriz que sufrió producto de las heridas, se deberá construir una habitación especialmente diseñada para ella y sus necesidades para que pueda volver a su hogar. Además se requiere un generador eléctrico.
“Necesitamos ayuda con los elementos que necesita Rocío. Me mandaron todos los materiales y dejaron todo ahí en la casa, ya que no me pueden mandar gente para que le armen la pieza que necesita mi hija. Yo no tengo plata para pagar un albañil”, afirmó Carolina.
“El miércoles ya tiene que estar en casa y les pregunté por qué no me avisaron antes que no podían mandarme gente. El tema es que Rocío se tiene que manejar adentro de la habitación y todavía no está en condiciones”, informó.
“Los materiales quedaron en el fondo de mi casa. Todavía se necesita una puerta y una ventana. Esto no es un capricho mío sino una realidad, ya que ella necesita todas estas comodidades y una habitación lo más impecable posible para evitar contagios de virus o bacterias”, aclaró.
“Pensé que la gente iba a ser diferente. Nos pusieron el medidor de la luz, van a venir el martes para corroborar cómo hacer con el sistema de electrodependiente, ya que necesita corriente continuamente por el colchón, que lleva un motor”, subrayó.

COMENTARIOS