LA JOVEN CONTINÚA ALOJADA EN TERAPIA INTENSIVA

Madre de la adolescente baleada: “Mi nieto llora y pide por su mamá”

Carolina Beneitez contó a “Democracia” que a Rocío volvieron a canalizarla, porque tiene picos de fiebre y aún no podrá iniciar la rehabilitación.

Rocío, la joven baleada el pasado 27 de mayo en el barrio Fonavi de Junín, continúa internada en terapia intensiva en el Hospital Interzonal de Agudos “Dr. Abraham Félix Piñeyro”, ya que si bien se esperaba que comenzara con el tratamiento de rehabilitación en estos días, deberá continuar en dicha unidad del nosocomio hasta tanto los médicos puedan controlarla, debido a que comenzó a manifestar picos de fiebre.
En diálogo con “Democracia”, Carolina Beneitez, mamá de la joven de 16 años baleada, explicó que “aunque está estable, la volvieron a canalizar porque tiene picos de fiebre que serían debido a la infección de la bala que tiene alojada en la médula y los médicos no quieren arriesgarse”.
Carolina pidió por justicia y expresó el dolor cotidiano del pequeño hijo de la joven que todos los días pide por su mamá.
“Mi nieto llora y pide por su mamá”, relató entre lágrimas mientras aguarda por la recuperación de su hija.
La joven estaba por comenzar su rehabilitación en la Clínica Juan XXIII pero luego de los picos de fiebre, los médicos decidieron postergar el traslado para que continúe en el Hospital hasta que puedan controlar el cuadro febril.
La adolescente se encuentra con apoyo psicológico y según habían expresado sus familiares, no volvería a caminar, ya que “tiene parálisis desde la cintura hacia los pies” debido a que uno de los balazos impactó en la médula espinal y no puede ser retirado mediante cirugía debido al riesgo que eso conllevaría.
El atacante de la joven cuenta con un frondoso prontuario delictivo y continúa prófugo de la Justicia.

Campaña solidaria
La familia de la joven pidió colaboración para poder acondicionar la habitación de la adolescente para que pueda volver a su hogar. Además se requiere un generador eléctrico.
De esta manera, se ha iniciado una campaña solidaria por las redes sociales para contribuir con los padres de la adolescente de 16 años, ya que “no tiene cubierta las necesidades y comodidades que su estado requiere”, expresaron en Facebook.
"Su mamá Carolina necesita materiales de construcción para terminar la pieza más cinco chapas de 4,50 metros y cuatro tirantes; una ventana, puerta, pileta de baño y todo debe quedar revestido con azulejos blancos más un generador porque la luz es prioridad para el colchón de agua. Su mamá se siente sola y desesperada aunque permanece de pie ayudando y estimulando a su hija", exclamaron desde la campaña impulsada por Merendero Divina Misericordia Junín.
Para contactarse y ayudar hay que comunicarse mediante WhatsApp al 3572 436097 (Cora Estela Retta).

COMENTARIOS