Varios vehículos fueron secuestrados por el personal de la Policía de la Cudad de Buenos Aires, desbaratando una banda de malhechores que operaba desde Junín.
Varios vehículos fueron secuestrados por el personal de la Policía de la Cudad de Buenos Aires, desbaratando una banda de malhechores que operaba desde Junín.
ESTAFABAN A JUBILADOS, QUITÁNDOLES SUS AHORROS

Cayó en Junín la denominada "Banda del cuento del quiebre del Estado nacional"

Hacían llamadas extorsivas a sus víctimas y las convencían de extraer dinero y joyas del banco o cambiar billetes viejos.

Detectives de la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires detuvieron en Junín a tres presuntos integrantes de una organización criminal que estafaba a jubilados mediante engaños para robarles sus ahorros.
Son dos hombres y una mujer de la comunidad gitana, quienes en las últimas horas ampliaron sus indagatorias ante el juez actuante, Dr. Martín Yadarola, estando imputados en la causa caratulada "Asociación ilícita, estafas y lavado de activos".
Según publicaron medios capitalinos, desde Junín partían las órdenes de los jefes de la banda de estafadores, quienes engañaba a personas mayores con el "cuento del tío".
Según los investigadores, el que hacía las veces de recaudador debía pasar por departamentos de Recoleta y Belgrano para hacerse de los botines, generalmente dólares y joyas, que le entregaban las víctimas que caían en la trampa.
El ardid era basarse en la crisis económica, la inminencia de la implementación de un "corralito"; el cambio de moneda y la posibilidad para los posteriormente estafados, de perder todos los ahorros de una vida.
La investigación avanzó en cuanto fueron identificadas las líneas telefónicas utilizadas para contactar a las víctimas. "Se descubrió que siempre las primeras llamadas se hacían desde Junín", dijo una fuente policial.
Además, por la activación de las antenas, se pudo descubrir el celular usado para llamar a las víctimas en el último tramo de la maniobra dolosa, en el que se buscaba convencer a los jubilados de la necesidad de ir al banco acompañados por un miembro de la banda o bien se coordinaba la entrega del dinero en la propia casa del damnificado. Ese teléfono se comunicaba con los números radicados en Junín.
Los operativos fueron llevados adelante por personal de la División Defraudaciones y Estafas de la Policía de la Ciudad en nuestro medio, atrapándose en Junín a los tres imputados y secuestraron 31 vehículos, entre ellos autos, camionetas, cuatriciclos y un camión.
Además, incautaron más de 300.000 pesos y una importante cantidad de dólares, euros, joyas y alhajas, según informaron fuentes de la investigación y del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño.
La causa se inició en 2016 cuando el fiscal Martín Mainardi comenzó a seguir el rastro de la estafa que había sufrido una mujer de 80 años, vecina de Recoleta, que había caído en la trampa y le entregó 45.000 dólares y joyas al recaudador.
"Fue un hecho al voleo. Llamaron a la mujer y la asustaron diciéndole que por la profunda crisis económica del país debía retirar todos sus ahorros del banco, recordándole en su relato los episodios de diciembre de 2001. Le explicaron que ante esta situación lo mejor era invertir el dinero y que ellos se iban a encargar", explicaron fuentes judiciales y policiales.
Por el guión utilizado por los delincuentes para engañar a sus víctimas, los detectives policiales bautizaron a la organización "La banda del cuento del quiebre del Estado nacional".

COMENTARIOS