El Ford Ka se llevó la peor parte, ya que su parte trasera quedó destruida.
El Ford Ka se llevó la peor parte, ya que su parte trasera quedó destruida.
SINIESTRO VIAL

Chocó a dos autos detenidos en el semáforo de Ruta 7 y Benito de Miguel

Se trata de un Peugeot 308 cuyo conductor tenía 2.0 de alcohol en sangre, el triple de lo permitido. Los dos vehículos que recibieron el impacto desde atrás, mientras aguardaban girar hacia la ciudad, son un Ford Ka y un Volkswagen Gol Trend que sufrieron daños materiales.

En horas de la mañana de ayer, alrededor de las 7, cuando se producía la desconcentración de la zona de boliches bailables, ocurrió un triple choque en el cruce de Ruta Nacional 7 y avenida Benito de Miguel.
En ese sector de la ciudad, un Peugeot 308, mientras iba arribando a esa intersección, no pudo advertir la presencia de autos detenidos en el semáforo por lo que colisionó desde a atrás a un Ford Ka que a su vez impactó contra un Volkswagen Gol Trend.
Luego de provocar terrible accidente vial sobre la calzada nacional, personal Vial y Policía le hicieron control de alcoholemia al conductor protagonista del hecho que arrojó como resultado 2.0 gramos por litro en sangre, el triple de lo permitido por la ley.


Cabe aclarar que durante Nochebuena y la madrugada de Navidad, si bien hubo distintos controles de prevención vehicular en los sectores de locales nocturnos, no se pudo apreciar la presencia de controles de alcoholemia que sirven para retener a los vehículos y prevenir estos tipos de siniestros.
Volviendo a la escena de la colisión, personal de ambulancia de Intermed debió trasladar al conductor del 308 al Hospital Interzonal quien sufrió algunas lesiones. El resto de los pasajeros de los tres automóviles en cuestión, no fueron derivados a ningún centro de salud, ya que solo tenían dolores de cuello.
Por fortuna de las personas involucradas, solo hubo que lamentar daños materiales.

COMENTARIOS