El próximo jueves se leerán los alegatos.
El próximo jueves se leerán los alegatos.
EN LOS TRIBUNALES DE JUNÍN

Concluyeron las audiencias en el juicio a los policías de Chacabuco

Durante el juicio oral que se llevó a cabo esta semana, tres personas fueron detenidas por falso testimonio. El jueves se leerán los alegados. Seis uniformados están acusados de pedir coimas.

El lunes por la mañana, en el Tribunal Penal Oral y Público Nº 1, a cargo del juez Dr. Miguel Ángel Vilaseca, comenzó el juicio a los seis policías de la Comisaría de Chacabuco acusados de pedir coimas.
Durante la primera audiencia se tomaron varios testimonios y tres personas quedaron detenidas durante el transcurso del juicio, por falso testimonio, quedando a disposición de la fiscalía en turno.
Los testigos fueron aprehendidos, ya que lo declarado ayer en el Tribunal de Junín contradecía a lo dicho anteriormente en la fiscalía, a cargo de la Dra. Vanina Lizaso.
Ayer se llevó a cabo la última audiencia, porque un testigo del caso habría sufrido problemas de salud por lo que se debió postergar las declaraciones que se iban a escuchar el martes.
El jueves de la semana próxima a las 10, en los Tribunales de Junín, se leerán los alegatos por parte de la fiscal y la defensa, integrada por los Dres. Muñoz y Herrera.

Los hechos
Los efectivos policiales pertenecientes a la Comisaría de Chacabuco están acusados e imputados de pedir coimas y extorsionar a distintos boliches bailables de la ciudad vecina y a un hombre que poseía pedido de captura, a cambio de no aprehenderlo.
Se tratan de hechos que sucedieron hasta 2015, cuando los uniformados fueron apartados de sus cargos a la espera de la primera audiencia que comenzará el mes que viene.
Todo había salido a la luz cuando en ese año se efectuó una orden de detención contra una persona que había sido condenada a una pena de efectivo cumplimento, quien acusó a miembros de la fuerza de seguridad de solicitarle dinero a cambio de no detenerlo y avisarle al Juez que no habían podido dar con su paradero.
Asimismo la fiscalía a cargo de la Dra. Vanina Lisazo imputó a otros funcionarios policiales, acusados de extorsionar y pedir dinero a los propietarios de distintos boliches bailables de esa localidad, a cambio de protección y seguridad.
Por su parte la defensa, a cargo de los doctores Herrera y Muñoz, hizo su aporte tratando de desvirtuar la prueba de la fiscal, en el marco de las audiencias judiciales que se llevaron a cabo durante el transcurso de la semana en un juicio oral y público.
La causa está caratulada como “cohecho pasivo y exacciones ilegales”.

COMENTARIOS