Pergamino: Condenan a 9 años de prisión a un hombre por violar a su hijastra
ABUSÓ DE UNA MENOR DURANTE 7 AÑOS

Pergamino: Condenan a 9 años de prisión a un hombre por violar a su hijastra

Ayer al mediodía los integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal dieron a conocer el veredicto condenatorio contra este hombre de 51 años por los abusos sufridos por la menor.

Los jueces Danilo Cuestas; Miguel Ángel Gaspari y Guillermo Gerlero dictaron una sentencia y condenaron a nueve años de prisión a un hombre por los abusos sexuales cometidos contra su hijastra desde los 11 a los 18 años.

La acusación en el debate oral desarrollado en septiembre en la sala de audiencias del Tribunal estuvo a cargo de la fiscal Alejandra Ghiotti. Desde la Fiscalía 7 reconstruyeron todos los padecimientos sufridos por la joven, actualmente de 20 años, desde que tenía 11.

El hombre convivía con la madre y estaba al cuidado de la víctima y su hermano en su rol de padrastro en los momentos en que la mujer se iba a trabajar. Al ocuparse de un local gastronómico, la madre de los chicos dejaba el hogar en horario nocturno y según lo declaró la propia víctima eran los momentos preferidos por este hombre para abordarla.

La muchacha recordó que los primeros manoseos en distintas partes del cuerpo empezaron desde muy pequeña hasta que al tener 15 logró someterla a mucho de abordarla e intimidarla con un cuchillo o golpeándole los dedos.

Durante el juicio al ser la víctima mayor de edad –la denuncia la hizo al cumplir 18 años- por lo que no se requirió el testimonio en Cámara Gessel; sino que lo hizo en la sala de audiencias frente a los jueces con el imputado ubicado en un lugar de la sala donde podía oír sin ser visto por la mujer.

En los argumentos del fallo, el juez Danilo Cuestas destacó la credibilidad del relato de la mujer y sus colegas del Tribunal coincidieron.

Si bien en algunos pasajes se quebró emocionalmente al exponer ante los magistrados los ultrajantes sometimientos sexuales de este abusador durante la adolescencia y a lo largo del desarrollo de la muchacha, la crónica de estos vejámenes fue verosímil con lo aportado por los peritos psicológicos que intervinieron durante el proceso y declararon en el debate.

La joven cumplió 18 años y tomó una decisión muy difícil de denunciarlo porque eso le implicó irse de la vivienda familiar, ya que su madre no le creyó lo que contó y se quedó viviendo con el autor de los abusos.

Al mismo tiempo que radicó la denuncia e inició la instrucción judicial con su relato desgarrador tuvo que mudarse a la casa de su novio, quien la contuvo y asistió dentro de su ámbito familiar para que pudiera alejarse de esa situación de abusos.

COMENTARIOS