Tribunal Oral del Departamento Judicial Junín.
Tribunal Oral del Departamento Judicial Junín.
POR LA MUERTE DE JONATHAN LUCERO

Condenaron a 13 años y 5 meses de prisión a Gustavo Gutiérrez

El fallo del Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 se dio en el marco de un juicio abreviado, conocido en los últimos días. El joven apuñalado y el asesino eran vecinos del barrio Ferroviario. El hecho sucedió el 11 de septiembre de 2016.

En juicio abreviado, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 del Departamento Judicial Junín, condenó a 13 años y cinco meses de prisión a Gustavo Ariel Gutiérrez (38), por el delito de Homicidio simple, en el que fuera víctima Jonathan Lucero (26), ocurrido el 11 de septiembre de 2016, y por un hecho de Lesiones leves agravadas y daño, sucedido el 15 y 16 de octubre del 2013, por el cual debía cumplir una sentencia consistente en la realización de trabajos comunitarios, que no realizó.
El Tribunal, integrado por los doctores Miguel Angel Vilaseca, Esteban Melilli (presidente) y Karina Lorena Piegari, emitió su fallo el 7 de septiembre último y lo comunicó a las partes. No hubo audiencia oral y pública.

Homicidio
Los jueces dieron por probado que a las 3 de la madrugada del 11 de septiembre del 2016, en la vivienda ubicada en calle Magaldi entre Roque Saenz Peña y General Paz, casa 25 manzana “D” del Barrio Ferroviario, Gustavo Gutiérrez, por cuestiones de enfrentamientos personales previos, mató a Jonathan Lucero Sicardi, mediante una lesión provocada con un cuchillo estilo serrucho a la altura de la clavícula cortada la arteria aorta, dándose a la fuga hacia el domicilio de su hermano sito en calle Magaldi, manzana “F” casa 29 (a 70 metros del lugar del hecho). Siendo aprehendido inmediatamente y secuestrándose el cuchillo marca Simonaggio de mango de plástico y hoja aserrada utilizado por Gutiérrez para causar la herida antes descripta.
El día del hecho, tras ser alertada, la policía se constituyó en el lugar del hecho y se encontraron con la casa cerrada y escucharon gritos de auxilio desde el interior, es por ello que procedieron a utilizar la fuerza necesaria logrando la apertura de la puerta donde una vez abierta observaron a un joven en posición cuclillas rodeado de sangre a escasos metros de la puerta de acceso y un hombre en silla de ruedas, identificado como Mario Hugo Lucero, padre de la víctima.
En el lugar se hizo presente un móvil de Intermed,  a cargo del doctor Masino, quien constata el deceso de Lucero.
Poco después se procedió a la aprehensión de Gustavo Gutiérrez, residente en el barrio Ferroviario también, quien a simple vista presentaba manchas de sangre en mano derecha y zapatilla izquierda color blanca, siendo éste  trasladado a Comisaría Seccional Segunda.
Según el testimonio de Mario Hugo Lucero, progenitor de la víctima, el día en que sucedió este hecho, siendo aproximadamente las 2:30 horas, escucha a su hijo ingresar a la vivienda y que se sienta en la computadora que se halla en el comedor de la finca, luego se acuesta y se pone a escuchar música. Seguidamente escucha que golpean varias veces la puerta de su vivienda, levantándose su hijo a atender la misma. Que seguidamente escucha a su hijo decir "qué hacés boludo"  y otra voz masculina a la cual reconoce como la de Gutiérrez, el cual expresa "hijo de puta".  Declaró que instantes después oye que se cierra la puerta y que su hijo ingresa a la habitación con su celular en la mano y le refiere "llamá a la ambulancia que me apuñalaron" y otras palabras más que no puede precisar. 
Apuntó que llamó a la ambulancia y cuando llegó al comedor de la vivienda, observó a su hijo recostado boca abajo, no respondiendo a sus llamados.

Autopsia
La autopsia del cuerpo, practicada por la perito forense, doctora Carolina Pérez Mernes, concluye en que el óbito se ha producido como consecuencia de “un paro cardiorespiratorio traumático, secundario a una lesión endotorácica por herida de arma blanca, constatándose a nivel de la región subclavicular izquierda, inmediatamente por debajo de la clavícula y aproximadamente a 5 cm. de la línea media, lesión punzo-cortante, de 2 cm. de longitud, con coleta de salida hacia arriba, de localización paralela al eje mayor del tronco, entre la primera y segunda costilla verdadera del hemitórax izquierdo”.
La médica afirmó que el ataque laceró el cayado aórtico, “provocando un sangrado hacia la cavidad hemitorácica izquierda, drenándose de dicho espacio, un volumen sanguíneo de tres litros, aproximadamente, con múltiples coágulos organizados, lo que denota, sobrevida mínima de aproximadamente 5 a 8 minutos, generando dicho sangrado, shock hemodinámico y posterior óbito de la víctima”.

Testigos
A los fines de dar por acreditada la participación del imputado en el hecho criminal, el Tribunal valoró los dichos del padre de la víctima, cuando dice que fue la voz de Gutiérrez la que escuchó insultar a su hijo, y que en forma inmediata este cayó al piso herido de muerte.
Mencionó a otros testigos que habrían declarado en este caso, como son Gustavo Ledesma y Marcelo García, quienes también oyeron gritos amenazantes del imputado, y a Jordán García, quien afirmó haber observado que el imputado tenía sangre en sus manos.
Los jueces señalaron en su fallo que por las indicaciones de Mario Lucero, vertidas a la Oficial Soledad Ottaviano, acerca de quién habría sido el autor del homicidio, se procedió a la aprehensión de Gustavo Ariel Gutiérrez. “Al nombrado se le pudieron observar manchas de sangre en sus manos, conforme al informe médico de fs. 15, y se secuestró un cuchillo de similares características al que se utilizara para terminar con la vida de Jonathan Lucero Siccardi, en la entrada de la vivienda de su hermano. En dicho domicilio se encontraba Gustavo Gutiérrez al momento de su aprehensión”, apuntaron.

Condena
A la condena de 13 años de prisión por el homicidio de Lucero, se le sumó una pena anterior, de Juzgado Correccional N° 2 de la Departamental Junín, por un hecho ocurrido en el 2013, resultando condenado en el 2015 a 6 meses de prisión. El juez correccional dispuso que a cambio de esto Gutiérrez hiciera trabajos comunitarios, pero no los hizo. Por lo expuesto, se sumó esta pena menor a la condena por el homicidio del 2016.
La pena única fue de 13 años y 5 meses de prisión.

COMENTARIOS