Mariano Luis Mutti está imputado por “daño agravado, intimidación pública e incendio”.
Mariano Luis Mutti está imputado por “daño agravado, intimidación pública e incendio”.
POR LOS HECHOS OCURRIDOS EN MARZO DE 2013

Comenzó el juicio por el incendio de la Comisaría Segunda y los ataques al municipio

Mariano Luis Mutti está imputado por “daño agravado, intimidación pública e incendio” por los hechos ocurridos en Junín en marzo de 2013. El resto de los acusados había arribado a un juicio abreviado al haber acordado con el fiscal interviniente, Dr. Javier Ochoaizpuro, junto a las defensas técnicas de los mismos, una pena de tres años de ejecución condicional.

Alrededor de las 10.30 de ayer, se abrieron las puertas de la sala de audiencias del piso 4 de los Tribunales de Junín para dar comienzo al juicio oral contra el acusado. El juez encargado de llevar adelante la audiencia fue el doctor Miguel Vilaseca mientras que el fiscal de la investigación, doctor Javier Ochoaizpuro, estuvo en la parte de la investigación.
La defensa, antes de que comenzaran las declaraciones, dijo no compartir la autoría de dos de los tres hechos que se lo acusa a Mutti y que no iban a discutir la materialidad, sino la autoría.
El acusado fue el primero en prestar declaración y lo hizo por voluntad propia: dijo que el día de los hechos, el 10 de marzo de 2013, él se encontraba en la comisaría manifestando donde había encontrado una molotov en el suelo para luego arrojarla contra el edificio policial pero que no explotó. Expresó que lo hizo por bronca ya que le habían matado a un hermano; mientras pidió disculpas y afirmó estar muy arrepentido.
En la declaración del 30 de octubre de 2013, el acusado había aclarado que en el edificio de la Municipalidad de Junín, solamente había golpeado y arrojado piedras contra la fachada.
De las seis personas que se sentaron a dar testimonios, Cristian Jatic fue el único testigo en concepto y se presentó como el jefe de la empresa donde trabaja Mutti. Explicó que cuando le pregunto a su empleado el porqué de la agresión contra la Comisaría Segunda, Mutti le dijo que ese momento, de la muerte de Karen Campos, le revolvió el dolor que tenía por la pérdida de un hermano.
Además aclaró que a Mariano Mutti, el día antes de los incidentes, personal policial le había secuestrado su automóvil por falta de papeles y fue prendido fuego en la primera noche de los incidentes en Junín, del 10 de marzo.
El siguiente testigo a declarar Ariel Gallinoti, quien en ese entonces era comisario y hoy es jefe de la Policía Local: atestiguó que esa noche de marzo estaba en la oficina de la DDI buscando identificar a las personas agresoras a través de las cámaras del Museo de Arte Contemporáneo Argentino (MACA) ubicado en calle Newbery.
Más tarde fue el turno de Adrian Cavo, chofer, y dijo no conocer a Mariano Mutti. Si bien su firma consta en el expediente por haber participado en la diligencia y en la revisión de videos de medios de comunicación para dar con los agresores en 2013, expresó no acordarse de ese momento. Al finalizar la declaración aceptó conocer al acusado de vista ya que trabajaba cerca de la casa.
Antonela Freda, esposa de Cavo, también prestó declaración y dijo que participó de la diligencia del MACA con dos mujeres más (Andrea Tirabasi – Mariela Navarro) ya que trabajaba ahí pero que no recordaba haber reconocido a nadie. Rubén Rasso la había llamado para ver si reconocía a alguien del programa meonista “Envión” e identificó a Altamirano y Lezcano, quienes eran dos becados.
Leonardo Giavelli, oficial subinspector de la Policía de la Provincia, atestiguó que trabajaba en el Gabinete de Prevención y que Mutti había sido hostil dentro de la comisaría con la policía cuando fue detenido. Recordó haberlo visto con una bomba molotov en los videos grabados cuando la Comisaría Segunda era incendiada y atacada.
El juez pidió ver los videos que tenía el fiscal como pruebas de eso: en una grabación del canal de noticias 26, se observa en el minuto 44.50 a Mariano Luis Mutti con una prenda de vestir roja en la cabeza en estado de furia, mientras le encienden una bomba molotov que arroja contra las paredes del edificio policial pero no llega a estallar.
Otro video muestra que el acusado también había arrojado piedras contra el lugar.
Para finalizar, el último testigo de la mañana, Bruno Screpis, comerciante de la ciudad de Junín explicó que el domingo 10 concurrió con un grupo de amigos al lugar en el momento que la policía se encontraba a mitad de calle. “Creo que la protesta estaba bien por la muerte de Karen Campos y no recuerdo haberlo visto a Mutti. Declaré que conocía a varios jóvenes por el Club Villa pero a nadie que hacía desmanes y además nos acusaron de incitar a la violencia”.
El fiscal, Ochoaizpuro pidió que le leyeran lo declarado el 14 de marzo de 2013, que resumidamente dice que trabaja en el PJ, que intentaba apaciguar la violencia, vio entre 5 o 7 bombas molotov y que había identificado a varios “barras bravas” del club Villa Belgrano y a Mutti a quien apodan “Korol” de la cancha, pero que no habría arrojado piedras ni bombas.
Mañana continúa la audiencia, a las 10, donde se presentarán los últimos cuatro testigos y se conocerán los alegatos.

COMENTARIOS