None
OTRA VÍCTIMA FATAL

Ayer murió una mujer que había sido atropellada por una moto en la Ciudad

El 5 de noviembre último, en Intendente de la Sota y Chile, alrededor de las 18, Mabel Susana Acevedo iba en moto con su nieta, de 9 años, y fue embestida por otro vehículo similar, que las hizo caer. Ella sufrió la amputación de un dedo del pie y múltiples fracturas en el mismo pie.

En la víspera falleció Mabel Susana Acevedo, de 61 años de edad, portera de la Escuela N° 1, quien había sufrido un accidente de tránsito el 5 de noviembre último, que le provocó gravísimas heridas, cuyas secuelas le ocasionaron la muerte ayer. El motociclista que la chocó huyó del lugar del siniestro y todavía no fue identificado
En diálogo con Democracia, Cristian Cárdenas, hijo de la mujer fallecida, aseguró que si su madre “no hubiera tenido ese accidente, hoy estaría viva”.
Recordó que entre las 18 y 18.30 del 5 de noviembre de 2016, su madre iba en moto (XR Honda 125, color rojo) con su hija, de 9 años de edad, cuando al llegar a Intendente de la Sota y Chile fueron atropelladas por otra moto, que habría cruzado el semáforo en rojo, y ambas cayeron a la cinta asfáltica. Aparentemente quien la atropelló circulaba en una moto de similares características a la que conducía Acevedo.
Otro hijo de la víctima, Cristian, quien es enfermero del Centro Nefrológico, dijo que su madre sufrió la amputación del segundo dedo del pie izquierdo, prácticamente en el lugar del accidente, en tanto que su hija tuvo heridas lacerantes, pero no graves.
Tras el choque, la mujer fue trasladada de urgencia en ambulancia hasta el Hospital Interzonal, donde le hicieron las primeras curaciones, y luego derivada a la clínica La Pequeña Familia, donde le hicieron varias intervenciones quirúrgicas y tratamiento para controlar las infecciones. El 31 de diciembre fue dada de alta y el lunes último tuvo una descompensación general, con órganos comprometidos, y ayer, a las 4 de la madrugada, falleció.
Su deceso provocó profunda pena entre quienes la conocían, ya que era integrante de la comisión directiva de ATE Junín, Delegada de Educación y muy apreciada en el ambiente gremial y educativo.
“Ella trabajaba de portera de la Escuela Primaria N° 1 – dijo Cristian Cárdenas-. Estaba de licencia desde que había sufrido el accidente. Tuvo muchas operaciones, en principio trataron de reconstruirle el pie, por las múltiples fracturas de peroné que tenía, además le habían hecho un injerto en el empeine. En la parte de la amputación había tenido signos de infección y por eso fue tratada también. El alta se la dieron el 31 de diciembre, le prescribieron medicación endovenosa. Ayer (por el lunes 16) ella se descompensó, hubo fallas renales y de otros órganos, y en pocas horas se murió”.
“Si no hubiera sido atropellada por la moto, si ella no hubiera caído, hoy estaría viva”, aseguró su hijo Cristian.
“No sé quién la atropelló, no hubo testigos y el que lo hizo huyó. Lo único que sé es lo que me dijo mi madre, que quien pasó el semáforo en rojo y la hizo caer iba en una moto parecida a la de ella, una XR Honda 125, color rojo”, manifestó el joven a Democracia.
Los restos de Mabel Susana Acevedo, quien residía en Entre Ríos 74 de nuestra ciudad, fueron velados ayer en la sala de Dos Reis e inhumados a las 16.30, en el Cementerio Central.

Los que huyen
El caso de Mabel Acevedo se suma a otras muertes ocurridas en accidentes de tránsito cuyos autores huyen del lugar, como el 17 de diciembre de 2016, alrededor de las 23, en Aristóbulo del Valle y Lebensohn (inmediaciones del Estadio del Club Sarmiento), cuando una motocicleta marca Yamaha, guiada por un hombre joven, se dio a la fuga luego de atropellar a Alejandra Gauna, provocándole gravísimas lesiones en el cráneo.
Gauna, de 45 años, falleció el 12 de enero, a causa de las heridas provocadas en el accidente.
Cabe destacar que el motociclista que atropelló a esta mujer, al momento del hecho estaba haciendo willy (es decir, con la rueda delantera levantada) y huyó del lugar sin socorrerla ni ponerse a disposición de la policía ni de la Justicia.
Al respecto, la Municipalidad de Junín, ha puesto en conocimiento del Agente Fiscal interviniente, doctor Javier Alberto Ochoaizpuro, el ofrecimiento de la suma de cincuenta mil pesos en carácter de recompensa para quien aporte datos fehacientes que ayuden a esclarecer el hecho.
Otro caso que conmovió a la ciudad fue el de Franco Néstor Galván, quien falleció luego de un accidente de tránsito la noche del 30 de diciembre en el kilómetro 257 de la ruta 7, a metros de la bajada que conduce al complejo del Banco Provincia.
Galván, de 17 años de edad, iba en su motocicleta cuando fue atropellado por un Chevrolet Cruze, guiado por Danilo Biasoli, de 25 años, oriundo de nuestra ciudad, quien tras chocar huyó y se presentó ante la Justicia recién el martes 3 de enero del corriente año.
A propósito de estos hechos, hubo marchas de vecinos reclamando Justicia. La última fue el pasado viernes, cuando más de doscientas personas marcharon por el centro de la ciudad para que estos crímenes no queden impunes.

COMENTARIOS