None
SERIA QUIEN, ARMADO, COMETIO UN ATRACO EL LUNES EN ROTISERIA "TIA COCO" DE VILLA TALLERES

Detienen a sujeto con amplios antecedentes delictivos por un nuevo "robo calificado"

Está alojado en la Comisaría Junín Segunda y también habría participado en un violento hecho, el martes por la noche en Lincoln. Viene de cumplir condena por "homicidio" y se lo había detenido por otro sonado ilícito concretado aquí, pero quedó libre.

Un sujeto con amplios antecedentes por hechos violentos al margen de la ley, quien venía de cumplir una condena por "homicidio" en la Unidad Penal Nº 13, por un crimen cometido en el Gran Buenos Aires, fue aprehendido ayer por personal de la Comisaría Junín Segunda.
El hombre, de unos 30 años, quien como "regalito" para la ciudadanía juninense se quedó a vivir aquí tras recuperar su libertad, habría participado en dos "robos calificados" cometidos en la presente semana, uno aquí y el otro en Lincoln.
El ahora entre rejas, quien había estado algunos días preso no hace mucho tiempo por un robo cometido en la zona de quintas del barrio privado "Lihué" (cercano al Junín Golf Club, siendo damnificada la familia Larraburo), pudo esa vez "zafar" del brazo de la Justicia, ya que la Cámara Penal de Junín lo dejó en libertad por ese episodio al margen de la ley, al no hallar pruebas concretas en su contra.
Pero ayer, luego de rápidas investigaciones iniciadas aquí tras el "robo calificado" cometido en la Rotisería "Tía Cocó", de Jean Jaures y Pringles (el pasado lunes, alrededor de la hora 21), se lo condujo a sede policial, donde habría sido reconocido por una de las víctimas de ese sonado asalto.
El citado hecho, del que informó en primicia exclusiva DEMOCRACIA, se cometió en la rotisería del barrio Villa Talleres cuando una empleada atendía el local, en el que además había un cliente.
Ambos fueron despojados de dinero en efectivo (unos 600 pesos) y otros efectos por un sujeto que estaba armado y quien antes de irse, los obligó a tirarse al piso.
Luego huyó en un auto que lo aguardaba en las inmediaciones, presumible-mente un coche Fiat "Palio", según datos que habrían aportado algunos testigos.
Un auto de esas características comenzó a ser buscado por los pesquisas y ayer, en el barrio FO.NA.VI. 114, ubicado en avenida Rivadavia, a metros de la Ruta Nacional 188, se secuestró un coche de esas características.
Se trata precisamente de un Fiat "Palio" color negro, modelo 2008, patente HTA-Nº 332, en cuyo baúl se secuestraron prendas en-sangretadas y otros elementos comprometedores para su propietario, quien fue detenido y -ya en la Seccional Segunda y en rueda de reconocimiento"-, se lo habría identificado como quien entró a robar a "Tía Cocó".
Rápidamente, la fiscal de turno actuante en el citado ilícito y en el cometido en Lincoln un día más tarde, mandó a periciar las prendas confiscadas y las manchas de sangre, con lo cual -si corresponden a alguno de los agredidos en el "robo calificado" de la vecina ciudad-, haría que la situación procesal del imputado se complique aún más.

Asalto a mano armada
en una carnicería de
la ciudad de Lincoln


El martes pasado, alrededor de las 20.30, se produjo un violento asalto en una carnicería que se encuentra ubicada en avenida Maipú al 300 de la vecina ciudad de Lincoln y no se descarta que el ahora entre rejas y dos cómplices, hayan sido los autores.
Ese día, tres delincuentes encapuchados y fuertemente armados, ingresaron al local comercial, debiéndose destacar que uno de los ladrones entró por la puerta de acceso al local y golpeó al dueño del lugar con un palo en la cabeza.
Después entraron los dos restantes marginales y le exigieron la entrega de dinero en efectivo.
Mientras todo esto ocurría, en otra dependencia, estaba un hijo del propietario de la carnicería, un joven de 32 años que fue violentamente golpeado, en presencia de su esposa.
Antes de irse, los delincuentes maniataron a sus víctimas y revisaron toda la casa, que se encuentra al lado del negocio, logrando llevarse una importante suma de dinero y una alianza matrimonial, huyendo en un automóvil, que podría ser el Fiat "Palio" negro secuestrado ayer.
Cuando el dueño de la carnicería logró desatar a su familia, se llamó a personal de la Policía Comunal, que inició las investigaciones bajo la carátula "robo calificado y lesiones".

COMENTARIOS