None
INSEGURIDAD URBANA

Recrudece la embestida de motochorros con robos en distintos puntos de Junín

Una seguidilla de delitos en pocos días volvió a poner de manifiesto que esa modalidad es una de las preferidas por los ladrones en esta ciudad. Vuelve el miedo de las mujeres a salir con bolsos y carteras a la calle.

Parece que se extinguen pero no. Es como si realizaran la típica maniobra de frenar su avance e incluso dar un paso atrás para volver a embestir y que los nuevos ataques sean, a la vez, sorpresivos y potentes. Son los “motochorros”, quienes en septiembre reaparecieron en Junín y lo hicieron con una preocupante seguidilla de hechos en distintos puntos de la ciudad.
Ese panorama volvió a poner de manifiesto que esa modalidad es una de las preferidas de los delincuentes locales y reavivó el miedo de las mujeres, víctimas preferidas de los ladrones, a salir con bolsos y carteras a las calles.
Contando los episodios que sucedieron este mes y que demandaron intervención policial, el primero de ellos data del 5 de septiembre. Alrededor de las 17.30, individuos a bordo de una moto se subieron a la vereda en España y Dorrego, arremetieron contra una mujer –a la que le quitaron la cartera- y la arrastraron varios metros.
La víctima, Celia Craviolatti, de 52 años, sufrió traumatismos en distintas partes de su cuerpo y tuvo que ser asistida por personal médico.
El viernes pasado, en calle Rivadavia y San Lorenzo, dos delincuentes en moto sustrajeron una caja con distintas herramientas del interior de una camioneta que se encontraba estacionada.
Más tarde, en proximidades de la esquina de Edison y Bolivia, dos sujetos a bordo de una moto de 110 cc robaron un tanque de agua y se dieron a la fuga.
Ese mismo día, encapuchados armados con una cuchilla robaron a una mujer, en la calle Los Jilgueros, entre Los Olivos y Los Olmos. La víctima estaba trabajando y dos delincuentes encapuchados la amenazaron con una cuchilla y le robaron las pertenencias.
Este martes, en tanto, el desventurado que sufrió un asalto fue un menor que se dirigía en dirección al Colegio Nacional, y en la esquina de Winter y Ameghino fue sorprendido por dos motochorros que tenían la cara cubierta.
Luego de amenazarlo, le robaron a mochila, el celular y las zapatillas, dejándolo descalzo. Cuando el menor llegó al colegio, las autoridades avisaron a los padres y a la policía.

Distintas visiones

En una nota con Democracia, el concejal meonista Andrés Rosa, opinó que el delito predatorio o callejero no solamente se ha mantenido sino que ha ido creciendo y marcó que “dentro de él está integrado el robo de motos y la violencia de género”.
"Está demostrado empíricamente que mientras se deterioran los índices que tienen que ver con lo social aumentan el delito y la violencia”, observó.
Por su parte, Fabián Claudio, director de Seguridad del Municipio, afirmó que “son hechos difíciles de prevenir y las derivaciones, al ser graves, llaman la atención y preocupan a las autoridades pero los estamos abordando desde todas las órbitas. Pareciera que lo que se hace es insuficiente, pero se hace bien”.

COMENTARIOS