CONTROL DE BROMATOLOGÍA

Vuelven a clausurar el supermercado chino de Rivadavia

La Municipalidad clausuró nuevamente el supermercado chino ubicado en la calle Rivadavia al 300. Según se indica en la faja de clausura, colocada en el portón de entrada al comercio, el motivo del cierre fue “falta de higiene”.
Ayer, personal del municipio había estado al mediodía en el local realizando una inspección bromatológica que, según pudo averiguar Democracia, motivó el decomiso de mercadería y culminó con el cierre del comercio.
El 5 de agosto pasado, el municipio había cerrado preventivamente el local por idéntica razón. Además, según habían informado desde la Dirección de Bromatología y Zoonosis del municipio, el mencionado establecimiento ya había sido apercibido en otras oportunidades por incumplir las normativas sanitarias exigidas para su habilitación.
De acuerdo con lo explicado por el titular del área de Bromatología y Zoonosis del municipio, Julio Ferrero, el Gobierno local realiza inspecciones a los comercios locales de manera frecuente, haciendo hincapié particularmente en los del rubro alimenticio.
“Tratamos de hacer recorridas cada un mes y medio o dos por los mismos comercios. Si se detecta alguna irregularidad se eleva un acta y es el Juzgado de Faltas el que resuelve si corresponde la clausura preventiva o no, hasta tanto se defina la cuestión de fondo”, detalló Ferrero.
El funcionario precisó además que las irregularidades más comunes son la presencia de excremento de roedores entre la mercadería, corte de la cadena de frío de los productos refrigerados y artículos vencidos.

COMENTARIOS