None
A METROS DEL PARQUE BORCHEX

Muere una mujer al ser atropellada por un auto

María Lucila Oreglia, de 62 años de edad, falleció casi inmediatamente después del impacto.

Un lamentable accidente ocurrió ayer a la tarde, muy cerca del Parque Borchex, cuando una mujer murió al ser atropellada por un automóvil mientras intentaba cruzar la avenida de Circunvalación.
El hecho sucedió a las 16.55, en la rotonda a la altura de la calle Bartolomé Mitre, frente al anexo del Club Social, cuando María Lucila Oreglia viuda de Sánchez, de 62 años de edad, cruzaba caminando la avenida y, por causas que se tratan de establecer, fue golpeada fuertemente por un automóvil Corsa, patente GGS 495 color gris claro, que venía circulando por esa misma vía y era conducido por María Elina Escudero, de 18 años de edad.
Como consecuencia del tremendo impacto contra el parabrisas del auto, el cuerpo de la mujer cayó al pavimento.
De inmediato, fue llamado el servicio de ambulancia de Intermed, que se hizo presente en el lugar del hecho para atender a la vecina, que ya casi no respiraba.

Al nosocomio

Pocos minutos después en el Hospital Interzonal General de Agudos "Dr. Abraham Piñeyro", los médicos que la atendieron determinaron su fallecimiento a causa de las gravísimas heridas sufridas en el accidente de tránsito.
Intervino personal de Comisaría Primera, mientras que la fiscal en lo correccional de turno del Departamento Judicial Junín, doctora Vanina Lisazo, llevó adelante la instrucción de la causa y la caratuló como "Homicidio culposo".
En el sitio donde sucedió el trágico accidente acudieron peritos planimétricos, de rastros y bomberos, quienes luego de que se hicieran los peritajes correspondientes, limpiaron los rastros de sangre que habían quedado.

Apreciada vecina

María Lucila Oreglia, había nacido en Arribeños, era hija de los esposos Celia Ratto y Alberto Oreglia, unión de la que nacieron también tres hijos más Alberto (fallecido siendo muy joven), María Rosa y María Estela.
Cursó en nuestra ciudad sus estudios secundarios.
De su unión matrimonial con el Sr. Orencio Sánchez, propietario del ex Frigorífico Feber, nacieron Alberto y Lucila.
De profundas convicciones católicas, vivió plenamente dedicada a la crianza y educación de sus dos hijos luego del fallecimiento de su marido acaecido luego de una grave dolencia cuando ellos eran pequeños, prodigándose también como hija y hermana ejemplar.
Concurría al Club Social en épocas de verano y también a clases de gimnasia con un grupo de amigas, con las cuales alternaba permanentemente y que fueron sus compañeras inseparables.
Era integrante del vo-luntariado del Hospital Abraham Piñeyro, del Movimiento Carismático de la Parroquia San Ignacio de Loyola y del Grupo de Oración.

Honda consternación

El velatorio de sus restos se realiza en la Sala de la Merced de la Empresa dos Reis Hnos y serán inhu-mados hoy a las 10 en el cementerio Parque Rosedal, oficiándose una misa de cuerpo presente en la Iglesia San Ignacio de Loyola.

COMENTARIOS