ESTA ACUSADO DE ABUSO SEXUAL AGRAVADO, CORRUPCION DE MENORES Y AMENAZAS

Piden 30 años de prisión para el padre Grassi

El fiscal Alejandro Varela pidió ayer que se condene a 30 años de prisión al cura Julio César Grassi, bajo los cargos de abuso sexual agravado, corrupción de menores y amenazas.

Además, al culminar su alegato ante el tribunal de Morón que desde hace más de siete meses lleva adelante el proceso, el fiscal solicitó la inmediata detención del imputado.
"Se tomó en cuenta la falta de condena del acusado, la extensión del daño y la cantidad de hechos causados, la perdurable angustia en sus víctimas, el daño que le ha provocado a la institución que él creó y que ayudó a gran cantidad de chicos", precisó el fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate.
Por su parte, el fiscal Varela aseguró que "las pruebas se basaron en los tres testimonios que se han mantenido", para después agregar que "todos coincidieron en que las víctimas no fabulaban".
En tanto, Grassi anticipó que su defensa "va a demoler cada una de las acusaciones" que se hicieron en su contra, al tiempo que se mostró confiado y se declaró "inocente".
"No veo otra alternativa que la absolución. No puedo poner la mirada en la desgracia, sino en la absolución", añadió el sacerdote.
Además, se refirió a Juan Pablo Gallego, otro de los abogados querellantes, y tildó de absurdas las cosas que dice a la salida cuando habla con los periodistas.
"Quiero que sepan cómo miente Juan Pablo Gallego. Dice cosas tan absurdas como que me peleé con mis abogados y si él piensa que está haciendo campaña en mi contra, en realidad la está haciendo contra él", explicó.

Esperado

Grassi reconoció que "esperaba que el fiscal pida algo muy alto", pero agregó que "años más o años menos no cambia nada", porque está tranquilo que no hizo nada.
Por su parte, Juan Carlos Calcagno, uno de los abogados querellantes consideró que "fue un alegato brillante, donde no sólo se evaluó la gravedad del hecho, sino también la multiplicidad".
"El pedido de prisión preventiva me pareció muy correcto. Durante el juicio Grassi miró a los chicos con esa mirada gélida, fría y amenazante, pero ellos nunca se prestaron a su juego", añadió.
Por su parte, Juan Pablo Gallego, expresó su satisfacción por la pena solicitada por el fiscal para Grassi, al que calificó de "persona perversa, pedófilo, megalómano absoluto y cuya conducta durante estos siete años fue escandalosa".
"Habló de un complot de Susana Giménez y Jorge Rodríguez que fue un disparate.
Después sostuvo que había un complot de los peritos de Santa Cruz, de las víctimas, todo dentro de la locura de este hombre", indicó.
En tanto, Sergio Piris, otro de los abogados quere-llantes, dijo estar "sumamente conforme" y justificó el pedido de prisión preventiva que hizo el fiscal al recordar que "en el 2002 a Grassi lo fue a buscar la Justicia y se escapó, para luego presentarse en un canal de televisión".

COMENTARIOS