ENTRE CHACABUCO Y CHIVILCOY

Remisero falleció en un accidente en la ruta provincial 30

En la tarde de ayer se registró un accidente ocurrido sobre la ruta provincial Nº 30, a la altura del paraje "Sauce Verde", entre Chacabuco y Chivilcoy.

Se vieron involucrados en el siniestro un auto remis Fiat "Duna" de Chacabuco, guiado por Víctor Raúl Elorza (conocido como "Raulito Viciconte") y un camión Fiat "Iveco" conducido por Gerardo Gastón Di Palma de 39 años, domiciliado en Matheu 210 también de la vecina ciudad.
Los dos vehículos transitaban en dirección a Chivilcoy y el remis marchaba delante del camión. Según los trascendidos, el coche habría tratado de bajar de la ruta hacia un camino que está en la mano izquierda de la cinta asfál-tica, allí el automóvil produjo una mala maniobra y fue colisionado por el camión, con funestas consecuencias.
El golpe fue en la parte lateral del "Duna", del lado del conductor, y luego del impacto, el auto transitó por la banquina hasta terminar su carrera entre unos árboles.
El remis de la empresa local "Remiscar" conducido por Elorza (de 55 años domiciliado en Coronel Suárez 174), registró deterioros de magnitud y pese a que fue retirado del auto por los Bomberos y trasladado al hospital Municipal "Nuestra Señora del Carmen", el trabajador del volante falleció debido a un grave traumatismo de cráneo, con hemorragia interna.

Dirigentes radicales
se accidentaron


Dirigentes radicales de Chacabuco que ayer viajaban rumbo a Capital Federal para despedir los restos de Raúl Alfonsín, sufrieron un grave accidente en la Ruta Nacional Nº 7, a unos tres kilómetros del peaje de Villa Espil.
Iban en una combi de la empresa "Cani Viajes" que circulaba por la ruta 7 rumbo al Congreso, al sepelio de Raúl Alfonsín y en un momento determinado, el chofer, Fernando Castelao, logró maniobrar la trafic para que ésta no volcara, luego de sufrir un fuerte impacto en el lateral izquierdo del vehículo.
La llovizna que se estaba registrando no permitió visualizar qué rodado rozó a la combi, pero se presume que fue un camión el que arrancó el espejo retrovisor, le reventó un neumático delantero y arrancó una de las cubiertas duales de atrás, quedando la llanta toda destruida.
La unidad de transporte, por el impacto, dio varios giros sobre la ruta quedando en posición contraria a la que circulaba, por suerte sin volcar, y sin que viniera ningún vehículo sobre la ruta en ese momento.
El susto del pasaje fue terrible, porque se encontraban en su mayoría durmiendo, puesto que eran las 5 de la mañana. Por fortuna nadie sufrió lesiones y el contingente radical no pudo llegar al Congreso, emprendiendo en otra trafic el regreso a Chacabuco, llegando a esa ciudad poco antes del mediodía de la víspera.

COMENTARIOS