None
RIESGO LATENTE

Continúa sin solucionarse el tema de los caballos sueltos

Pese a que desde el municipio anunciaron que reforzarían los operativos para evitar que los equinos deambulen a orillas de las rutas y de la Circunvalación, la problemática sigue activa y origina un real peligro de accidentes viales.

Los caballos sueltos a la vera de las rutas que rodean a Junín y a orillas de la avenida de Circunvalación siguen siendo una amenaza latente de accidentes y, paralelo a eso, un problema que les está costando resolver a las autoridades encargadas de la seguridad local.
Pese a que desde el municipio anunciaron que reforzarían los operativos para evitar que los equinos deambulen cerca de las zonas donde el tránsito vehicular es fluido y constante, la problemática sigue activa y se manifiesta día a día. De hecho, desde el Comando de Patrullas revelaron que hay días en que reciben numerosas llamadas de conductores alertando sobre la presencia de animales a escasos centímetros de la cinta asfáltica.
Ayer, por ejemplo, se pudo observar dos caballos totalmente libres de todo control en la zona de Puente del Inca y Las Luciérnagas. “Rompen alambrados y está el peligro del tránsito, ya que se paran muy cerca de las rutas 7 y 65”, le comentó a Democracia un vecino del lugar.
La peligrosidad del tema es tal que el lunes pasado, una camioneta arrolló ayer a la madrugada a dos caballos en la Ruta 188. La combi circulaba en sentido Junín-Rojas, cuando se produjo el accidente.
Uno de los animales se escapó por entre los campos, mientras que el otro quedó tendido al costado de la ruta.

¿Qué dice el Código Rural?
El Decreto-Ley 10.081 fue sancionado en 1983, antes del retorno de la democracia, pero continúa vigente. El artículo 112 de la normativa establece como "obligatorio para todo propietario marcar su ganado mayor y señalar su ganado menor".
Sin embargo, uno de los inconvenientes que se han registrado con los animales sueltos en Junín es precisamente la dificultad para identificar a sus dueños. Pero es el artículo 166 el que condena "la permanencia de animales sueltos en la vía pública, que no se encuentren en tránsito con persona responsable que los guíe".
El Código autoriza a las autoridades policiales a retener a los animales en caso de infracción del artículo mencionado y estas, a su vez, deben notificar al dueño para que los retiren. En caso de que nadie los reclamara, de acuerdo con la letra de la norma, “la autoridad policial pondrá los animales a disposición del juzgado que corresponda” para su venta o remate público.

COMENTARIOS