None
OLA DE ESCRUCHES EN JUNÍN

Robaron en otra casa quinta: se llevaron electrónicos y $ 15 mil

Está situada en la zona de la Ruta Provincial 65 y es propiedad del abogado y presidente del club Rivadavia, Fernando Burgos.

La ola de escruches parece no tener fin en Junín. En efecto, en los últimos días se sucedieron varios robos a casas en ausencia de sus moradores. Y ayer fue el turno del abogado y presidente del club Rivadavia de Junín, Fernando Burgos.
Los delincuentes aprovecharon que los propietarios habían salido (aparentemente habrían hecho un monitoreo de los movimientos de la familia) para ingresar a la propiedad, situada en la zona de la Ruta Provincial 65, entre el motel y el barrio cerrado Costa Verde.
Y una vez en el interior de la casa, que no tenía sistema de alarma porque la familia se había mudado apenas unos días atrás, dieron vuelta todo y se llevaron varios televisores LCD y electrodomésticos, además de unos 15 mil pesos en efectivo.  
En diálogo con Democracia, Burgos se mostró indignado con el hecho: “En dos años que estuvo la casa en construcción nunca nos faltó nada y ahora que recién nos habíamos mudado, nos robaron”.
En el lugar trabajaron efectivos del CPC y de la Policía Científica, que levantó rastros en el lugar.
Como informó este diario, en el último tiempo vienen recrudeciendo no solo los escruches, sino también los robos en quintas.

Sin tregua
De hecho, esta semana ladrones ingresaron a una casa quinta situada en el camino al Balneario, en la intersección con la calle Los Laureles, en Junín, y una vez en el interior de la finca, propiedad del doctor Javier Tomino, se apoderaron de un televisor LCD y otros objetos de menor valor.
El martes último, hampones cometieron un nuevo escruche en una propiedad situada en Sarmiento 878, en Junín.
Fuentes policiales informaron a Democracia que los malvivientes ingresaron a la finca tras forzar la ventana de uno de los dormitorios. Y una vez en el interior del inmueble, se apoderaron de un televisor LCD de 24 pulgadas y una tablet de diez pulgadas.
El robo fue constatado por los dueños de la casa, que al regresar encontraron todo revuelto y el faltante de los artefactos electrónicos.
También el domingo último una familia que se había ausentado de su hogar se encontró en el regreso con el peor escenario: la puerta de la vivienda, ubicada en Ameghino al 220, había sido forzada –con rotura de vidrio incluida- y en el interior del inmueble se evidenciaba que había existido movimiento de ladrones.
Todas las presunciones quedaron confirmadas segundos después, cuando los moradores descubrieron que les habían robado una suma cercana a los 35.000 pesos, una PlayStation y otros objetos de importante valor.

COMENTARIOS