None
UNA TENDENCIA DELICTIVA QUE PREOCUPA

Otro “escruche” desnudó la creciente inseguridad en la zona de quintas

Ocurrió en una finca situada en el Camino al Balneario de Junín, en la intersección con la calle Los Laureles, perteneciente al doctor Javier Tomino. Vecinos denuncian que hay más robos “por la cercanía con un asentamiento”.

Delincuentes ingresaron a robar a una casa quinta situada en el camino al Balneario, en la intersección con la calle Los Laureles, en Junín, y una vez en el interior de la finca, propiedad del doctor Javier Tomino, se apoderaron de un televisor LCD y otros objetos de menor valor.
Aparentemente, los ladrones ingresaron a la vivienda tras forzar con una barreta una ventana, en momentos en que los moradores no estaban, en un atraco de la modalidad delictiva conocida como “escruche” (es cuando el ilícito se perpetra en ausencia de los propietarios de una casa), que lamentablemente se viene repitiendo con mayor asiduidad en las últimas semanas, según un relevamiento de Democracia.
Es que este tipo de hechos suelen recrudecer justamente en los meses de verano, cuando por el receso estival muchas familias se van de vacaciones o salen y es ahí cuando los ladrones, que muchas veces estudian los movimientos de la familia, aprovechan para cometer el delito.
Según pudo averiguar este diario, quien constató el robo fue un vecino, que rápidamente dio aviso a la policía, ya que las víctimas estaban de viaje.
“En la zona de quintas teníamos delito cero, prácticamente no existían los robos, pero en el último tiempo notamos que crecieron los ilícitos”, dijo el concejal Andrés Rosa, que es vecino del barrio.
En diálogo con este diario, muchos vecinos del lugar, que prefirieron mantener en reserva sus identidades por temor a sufrir represalias, atribuyeron la seguidilla de robos a la presencia de un asentamiento en la zona de Los Almendros.
“Recibí la visita de unos amigos de Buenos Aires, dejaron el auto en la vereda, y le rompieron el vidrio y le robaron el GPS”, contó un vecino del barrio a Democracia.
“A otro vecino le robaron la notebook del auto, también después de romperle el vidrio del auto”, agregó otro vecino, indignado.

COMENTARIOS