HECHOS POLICIALES QUE CONMOVIERON A LA CIUDAD

Muerte, dolor e impunidad

La sociedad juninense se vio sacudida, conmovida, perturbada en los últimos años por varios crímenes –muchos de ellos aún impunes- que pusieron de relieve la repentina aparición de bolsones de violencia urbana, la ausencia de seguridad para los sectores más vulnerables de la población y la manifiesta incapacidad judicial para hallar a los culpables y aplicar las condenas establecidas por la ley.
En una sucesión de notas que comienza con esta edición, Democracia hace un recorrido por los archivos policiales y pone al desnudo cómo por falta de políticas de prevención la ciudad perdió el clima de tranquilidad que la caracterizó durante décadas, para transformarse en una urbe insegura.
En cada uno de los asesinatos, que trajeron muerte y dolor y que en muchos casos siguen rodeados de un inexplicable misterio, sin culpables, quedó instalada la sensación de impunidad con tanta crudeza, que se llegó a decir que Junín es la ciudad de los crímenes perfectos. ¿O de las investigaciones imperfectas?

COMENTARIOS