POLICIALES

Encontraron asesinada a una mujer en un campo del partido de Azul y por el femicidio detuvieron a su pareja

Una mujer que estaba desaparecida desde el sábado en la localidad bonaerense de Chillar, partido de Azul, fue asesinada de un golpe en la cabeza y por el femicidio fue detenido un hombre con el que convivió hasta hace cuatro meses, hasta que lo denunció por amenazas y violencia de género.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que la víctima es Nancy Beatríz Gonzalez (52), una mujer con un retraso madurativo cuyo cadáver fue hallado tapado con ramas en un campo en Monte Zabalza, a metros del camino vecinal que une Chillar con la localidad de Tedín, a 360 kilómetros de la Capital Federal.
Por el hecho, permanece detenido la pareja de la mujer, Luis Torres (59), un jornalero con el que convivió durante 13 años en Chillar, pero de quien se había separado en abril tras haberlo denunciado por amenazas y violencia de género, por lo cual desde entonces tenía una restricción judicial de acercamiento.
Según las fuentes, tras la separación, González había abandonado la casa en la que convivía con su pareja y la delegación municipal de Chillar, una población de 3.000 mil habitantes, le había proporcionado un hogar, en el que vivía desde entonces sola.
"La mujer tenía una hija de vientidos años con problemas psiquiátricos que está internada en un instituto. Vivía de una jubilación por discapacidad de seiscientos pesos y no tenía contactos con otros familiares, ni tenía amigos ni conocidos con quienes compartiera nada", dijo a Télam un jefe policial.
Por ese motivo, nadie hizo la denuncia de la desaparición, sino que fue el propio jefe del Destacamento Policial de Chillar quien se preocupó porque no veía a González desde hacía varios días e, inclusive, no había ido a votar el domingo en que se celebraron las PASO, lo que le llamó la atención.
"El comisario pasaba todos los días por la puerta de la casa municipal en la que vivía la mujer y siempre se fijaba si estaba bien. Desde el sábado, el comisario no la vio más, entonces se preocupó y comenzó a buscarla", explicó un investigador.
De esa forma, comenzó una investigación de oficio que culminó ayer cuando fue hallado el cadáver de González en ese predio rural de ocho hectáreas, tapado con ramas y hojas.
"El cuerpo presentaba a simple vista un fuerte golpe debajo del pómulo", dijo el jefe policial que participa de la pesquisa.
Cerca del mediodía, la Justicia recibió un adelanto de la autopsia que reveló que la mujer falleció como consecuencia de un fuerte golpe en la parte posterior de la cabeza.
Ante el hallazgo, los policías lograron el testimonio de al menos un lugareño que dijo haber visto a la mujer acompañada por su ex marido Torres en dirección a ese monte.
Por eso, de inmediato fueron a buscarlo y lo encontraron escondido en un galpón abandonado que pertenecía a una cerealera, en las afueras de Chillar.
"El hombre hacía changas, vivía con lo que ganaba de hacer trabajos para los vecinos. Acá se conocen todos y la gente habla, pero el hombre tenía como única denuncia la que le había hecho González hace cuatro meses", agregó el jefe policial.
Sin embargo, vecinos de Chillar revelaron a Télam que Torres había abusado de la hija de la víctima, por lo que fue internada, y que también lo había hecho hace siete años con otra joven con la que convivió junto a González y que actualmente, de 28 años, está alojada en un Hogar de una ONG en Azul.
Torres quedó a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción 13 de Azul, a cargo del fiscal Luis Palomares, imputado del delito de "homicidio calificado por ensañamiento y alevosía y por femicidio".
Es que para los investigadores la principal sospecha es que el hombre llevó engañada a González hasta ese monte donde finalmente la asesinó a golpes por la negativa de la mujer a reanudar la relación.

COMENTARIOS