None
OPINIÓN

Graves atrasos en la devolución del IVA a productores

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) tiene 18 meses de atraso en promedio en reintegros de retención del IVA adeudados al productor agropecuario.
De este modo se incumplió con los plazos que el mismo organismo fiscalizador resolvió en la Resolución AFIP 2300/2007, para su devolución.
La normativa establece que el organismo debe reintegrar a los productores en 60 días el IVA que le retienen los acopiadores y/o exportadores al momento de la venta del grano.
El impuesto al valor agregado es un impuesto que por su naturaleza recae sobre el consumidor final y es ingresado al fisco nacional en cada una de las etapas del proceso económico y la actual normativa genera una distorsión en esta imposición.
De esta manera se acorrala al productor, generando saldos a favor de IVA y apartándose de la neutralidad que debería resguardar el impuesto.
Si bien esta retención constituye un saldo de libre disponibilidad y podría utilizarse para cubrir el pago de algunos impuestos, la difícil realidad económica del campo lleva a que sin la devolución prevista por la misma resolución, se generen fuertes perjuicios para el productor.
Este atraso en la devolución le genera un serio daño financiero porque se ve privado de una parte legítima de su ingreso, lo que afecta su capital de trabajo.
El daño es aún mayor en un contexto inflacionario como el actual ya que la demora resulta en una fuerte merma del valor real del monto retenido, generando una pérdida económica y un impuesto encubierto.
Asimismo, la carga adicional afecta a los contribuyentes que cumplen con todos los deberes formales.
La propia normativa y el funcionamiento que la AFIP le dio a este instrumento generan una situación de incertidumbre tributaria en todo el sistema.
Tan grave es la situación que en la última encuesta que la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (AACREA) realizó entre sus socios a mediados de año, se destacó que el 65% de los encuestados manifestaron tener saldos a favor de libre disponibilidad pendientes de acreditación contribuyendo a su desfinanciación.
Muchos productores recurrieron al Tribunal Fiscal de la Nación ante diversos amparos presentados por esta demora y el Tribunal ordenó a la AFIP que reintegre el IVA retenido, al mismo tiempo que determinó el pago de los costos a cargo del Fisco Nacional.
Pero toda esta estrategia implica un costo adicional al productor agrícola.
La AFIP debe inmediatamente devolver los saldos retenidos en forma indebida a los productores agropecuarios.

COMENTARIOS