None
OPINIÓN

Maíz: se viene la mejor cosecha en volumen, pero no en rindes

La cosecha de maíz que finalizará próximamente podría llegar a ser la mejor de la historia en volumen, pero no en rindes ya que se ubicaría en cuarto escalón detrás de otras campañas.
Los técnicos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires que vuelcan sus relevamientos en el Panorama Agrícola Semanal (PAS) ya advirtieron que la campaña de maíz con destino grano comercial se encuentra próxima a finalizar, a 3,5 por ciento de la recolección en el área apta que llegaría a 24.8 millones de toneladas.
No obstante señalaron que los rindes no son los mejores ya que, registrando hoy un avance de cosecha a nivel nacional de 96,5 por ciento del área apta de la campaña 2012-2013, el promedio alcanzado fue de 7.260 kilos por hectárea.
En cambio, la vez que más alto estuvo la devolución del cultivo fue en el ciclo 2009-2010, con 8.640 kilos por hectárea promedio, seguido por 2006-2007, con 8.000 kilos, luego fue la de 2004-2005, con 7.700 kilos por hectárea.
De acuerdo con los analistas los rindes actuales no estuvieron a la altura del generoso volumen porque los factores climáticos jugaron en contra. Hubo de todo, según la gente del PAS, "excesos hídricos, heladas (tardías y tempranas) y una severa sequía estival".
Estos "han generado durante la campaña del cereal una gran heterogeneidad de rindes, impidiendo de esta manera que el volumen previsto para fin de campaña pudiera ser aún mayor, como se esperaba inicialmente", dijeron.
Así las provincias norteñas de Salta, Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero y parte del Chaco, en donde el grueso de las siembras de esta gramínea se realiza durante los meses de diciembre y enero, sufrieron una severa sequía durante el verano.
La falta de agua golpeó severamente a Salta y la Sociedad Rural Argentina (SRA) concluyó la semana con un fuerte pedido al gobierno para que se haga cargo de este problema residual de sequía salteña.
En un comunicado, reclamó la declaración de la emergencia agropecuaria nacional para Salta y destacó que una reciente e intensa helada terminó con los cultivos de varios productores además de dañar los de otros.
Recorriendo parte del país y de Brasil, como pudimos efectuar en los últimos días y al observar el potencial de ambos países, no dejamos de contrastar las políticas de respaldo al agro de los brasileños que tienen su lobby en el Congreso y la frecuente mirada hacia el costado de los responsables en Argentina.
No queda más remedio que esperar que el antagonismo dé lugar a la inteligencia cuya utilización en definitiva puede inclusive hacer frente a las contingencias climáticas.
Según la SRA, Salta vivió una histórica sequía con pérdidas para la ganadería y agricultura que se estiman en alrededor de 1.000 millones de dólares y graves consecuencias no solo para el campo sino también para la industria y los negocios de diferentes municipios, y aún así el ministerio de Agricultura no reconoció la emergencia que ya declaró la provincia.
La ola de frío polar llevó a que se perdieran, de acuerdo con evaluaciones del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), producciones por montos estimados en 535 millones de pesos.
Se vieron afectadas alrededor 13 mil hectáreas de diferentes hortalizas y frutas, la banana fue una de las más afectadas, lo que repercutirá en los próximos meses en el precio al consumidor.
Pero Salta, en este análisis, es sólo una excusa para demostrar que lo que interesa es el bien común porque muchas economías regionales están huérfanas de decisiones oficiales del más alto nivel.
El PAS aseguró también que la siembra de trigo se encuentra a 4,7 por ciento de terminar y llegaría a las 3.9 millones de hectáreas para el ciclo 2013-2014. Ya se cubrieron poco más de 3.7 millones de hectáreas y el espacio pendiente de siembra en su mayoría está concentrado en el sur bonaerense.
Sin embargo cuadros implantados en secano en el NOA también sufren el fuerte déficit hídrico, las afortunadas plantas bajo riego tienen un futuro más optimista.


COMENTARIOS