None
TENDENCIAS

Proyección 2013: ¿con crecimiento e inflación?

La economía argentina registrará en 2013 un crecimiento moderado impulsado por una mejor cosecha y la recuperación de Brasil, en tanto que la inflación se aceleraría en un año electoral por un mayor gasto público, según las proyecciones de economistas y analistas.
Luego de crecer entre 2003 y 2011 a un ritmo promedio anual del 8,3 %, nuestro país concluirá 2012 con una expansión cercana al 2 %, de acuerdo a las últimas proyecciones privadas, pero para el año que recién comienza, el nivel de actividad se podría reactivar de la mano de una buena cosecha agrícola y una mejora en la economía de Brasil, principal socio comercial de Argentina.
De acuerdo a los cálculos privados, las proyecciones de crecimiento para 2013 van desde un piso del 3 % a un techo del 6 %.

De la mano de la cosecha

“El 2013 será un año de recuperación económica, que vendrá con la cosecha, en el primer semestre. El piso de crecimiento es del 3,5 %”, opinó Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica.
Por la sequía, Argentina, uno de los mayores productores de granos del mundo, registró en la campaña agrícola 2011-2012 una cosecha de 90,4 millones de toneladas, pero para el ciclo 2012-2013 la zafra podría alcanzar las 103,2 millones de toneladas, de acuerdo a un informe de la consultora IES.
“La cosecha traerá soja-dólares y eso permitirá distender la restricción externa que operó en 2012 en Argentina”, señaló Castiñeira.
El economista Pablo Tigani, de la Fundación Esperanza, apunta que, con precios altos de la soja -el principal cultivo de Argentina- y una mejor cosecha, el país dispondría este año de unos 8.000 millones de dólares adicionales.
Las buenas noticias para Argentina también vienen desde Brasil, su principal destino de exportación, donde ya hay un “rebote de la actividad económica”, indicó Tigani.
Según el experto, que proyecta para el próximo año un crecimiento de la economía argentina de hasta el 6 %, el “repunte” del consumo doméstico, que se verificó en los últimos meses del 2012, también apuntalará la reactivación en 2013.

Un año difícil

El 2012 no ha sido un año fácil para la industria local: según los últimos datos oficiales disponibles, en los primeros once meses del año la actividad industrial acumuló un descenso interanual del 0,9 %, tras crecer un 9,7 % en 2010 y un 6,5 % en 2011.
“La actividad industrial se va a recuperar en 2013, pero no va a poder sacarle provecho a todo este contexto de crecimiento económico en virtud del creciente atraso cambiario que se está viviendo”, indicó Castiñeira.
Lo mejor de la industria, apuntó, estará en el sector automotriz, gracias a mayores ventas a Brasil y el repunte del consumo doméstico.
También para Ecolatina, Argentina volverá a crecer en 2013 gracias a “factores exógenos”, aunque esta consultora privada advirtió en un informe que la recuperación se verá acotada a un 3 % “por la falta de incentivos a la inversión”.

El tema precios

En cuanto a la evolución de los precios, Castiñeira explicó que “la inflación en Argentina está en línea con las necesidades fiscales, las que en 2013 se van a mostrar estables, por lo que los precios también se mantendrán estables”.
Según el Presupuesto 2013, los precios al consumidor crecerán 11,2 %, aunque para consultoras privadas la “inflación real” será de entre el 20 % y el 30 %.
Para Economía & Regiones (E&R) es probable que el aumento del nivel general de precios se acelere alrededor de 2,3 puntos porcentuales en 2013. La consultora consideró que la inflación podría ser menor este año solo si bajara la tasa de crecimiento del gasto público algo que ve “improbable de sostener” en un año en el que se celebran elecciones legislativas.
En esa línea, el ex ministro de Economía, Ricardo López Murphy estimó que “la inflación se ubicará alrededor del 30 por ciento” y que el crecimiento económico “será apenas del 1 ó 2 por ciento”. “No se puede crecer con el cepo cambiario y la caída en la inversión. Hay que crear un ambiente propicio para desarrollar la industria”, evaluó.
El economista también tildó de “pésima” a la política cambiaria del gobierno, e ironizó que habría que celebrar “una misa para que el precio de la soja siga en valores récord porque es lo único que se aguanta el atraso cambiario”. “Atrasar el tipo de cambio arruina las economías regionales. Y seguro que seguirá el cepo cambiario en 2013. Lo que están haciendo ahora es acelerar la devaluación”, planteó.

El cepo cambiario

Con esa visión coincidió el economista Aldo Abram, quien sostuvo que “el cepo cambiario no evita la devaluación, vuelve menos competitivo al sector productivo, y eso juega en contra del crecimiento”.
El analista proyectó que la economía local, tras el estancamiento de 2012, crecerá este año cerca de 3 por ciento, impulsada por “una buena cosecha si el clima ayuda, y una reactivación de Brasil”. No obstante, auguró que en un año electoral “el gobierno va a ir por todo” y eso “va a traer mucho más conflictividad de la que hemos visto en los últimos meses, lo cual originará fuga de capitales, y una retracción a consumir y a invertir”.
Finalmente, la economista Luciana Carcione, del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres, proyectó que la economía aumentará 3,6 por ciento por una buena cosecha y precio alto de la soja, al tiempo que señaló que “no se prevé una desaceleración de la inflación”.

COMENTARIOS