Crece la tensión política entre Massa y Kicillof
DISPUTA EN LOS TERRITORIOS

Crece la tensión política entre Massa y Kicillof

El Frente Renovador apunta a los armadores del Gobernador por meterse en distritos massistas. Amenaza de ruptura

Hace un par de meses, los diputados bonaerenses del Frente Renovador pegaron el faltazo a una sesión como señal de disconformidad con el gobierno de Axel Kicillof. En ese momento, la críticas apuntaban a que los intendentes massistas no eran atendidos por funcionarios del Ejecutivo. Con el correr de los días, esa tensión cedió. Pero ahora, en medio de un conflicto político en un distrito del interior bonaerense, la disputa reapareció en escena.

El sector que lidera Sergio Massa está que trina por lo que ocurrió en Roque Pérez. En ese pequeño distrito que controla el massista Maximiliano Sciani, un grupo de concejales que responden al ex jefe comunal Juan Carlos “Chinchu” Gasparini, hombre de confianza de Carlos Bianco, el principal armador de Kicillof, votó junto con el PRO para arrebatarle la presidencia del Concejo Deliberante al jefe comunal.

El malestar creció cuando se conoció que Jorge Ferraresi, el intendente de Avellaneda que trabaja en el armado político de Kicillof, pisará San Fernando para reunirse con dirigentes del distrito. En esa comuna gobierna Juan Andreotti, uno de los principales referentes del massismo bonaerense.

No se trata de un dato político menor. Ferraresi viene caminando diversos distritos en busca de armar su propia proyección en medio de una fuerte pelea con La Cámpora. Y desde esa plataforma, apoya la eventual candidatura presidencial del Gobernador.

En medio de ese clima de tensión, trascendió que el massismo está organizando una cumbre en la Provincia que, se espera, liderará el propio Massa. Algunos de sus legisladores quieren llevar al encuentro una postura extrema: romper el bloque de diputados, que le complicaría a Kicillof conseguir mayoría en la Cámara baja.

“Esto podría significar la pérdida definitiva de Kicillof en las cámaras, pero también la pérdida de mayoría en los concejos de muchos intendentes”, sostuvo un dirigente vinculado al Frente Renovador.

“Lo de Roque Pérez esperamos que sea un acontecimiento aislado y que no tenga que ver con una estrategia generalizada del espacio que fogonea una posible futura candidatura de Axel a Presidente”, manifestó el diputado provincial massista Alexis Guerrera.

"Si esto se va a replicar en otros Concejos Deliberantes donde el bloque que tiene intereses sobre Axel complica o entorpece la gestión de intendentes del FR, ese es y será nuestro límite y actuaremos en consecuencia ya sea en la Cámara de Diputados como en todos aquellos municipios donde tenemos representación”, sentenció el diputado.

La pelea que se abrió hace algunos meses se vinculó con el reparto de espacios de poder en el gabinete bonaerense. Por entonces se especulaba con el arribo de Malena Galmarini a la presidencia del Grupo Bapro. Esa designación nunca prosperó. Con el correr de los días trascendió que la esposa de Massa fue quien no quiso el cargo.

También hubo un cortocircuito con otro espacio que se le había asignado al massismo: la empresa Aubasa que controla las rutas a la Costa y la Autopista La Plata-Buenos Aires. En un primer momento se habló de que el Frente Renovador iba a designar allí a Martín Marinucci, ex titular de Trenes en la gestión de Alberto Fernández. Sin embargo, ese nombramiento nunca sucedió.

Ahora, quien llegará a la presidencia de la empresa es José Ramón Arteaga, el dirigente platense del sector de Massa.

COMENTARIOS
Botón