Que virtud saber valorar
OPINIÓN

Que virtud saber valorar

Hoy después de muchos años de servicio a la comunidad dejando un lugar de privilegio me toca despedirme, y lo quería hacer puntualmente de todos los empleados municipales. 
Creo que con esta carta puedo llegar a todos, o al menos es la intención. 

Mi trabajo siempre fue con mi querido vigi… con la fuerza, con la Policía que tanto admiro y respeto y con la cual hemos logrado dar vuelta una ciudad que estaba en llamas, con muertos, con robos calificados, una época muy dolorosa de recordar para la gente de Junín. 

Yo sé que el policía siempre es obediente, responsable, está desde que se levanta hasta que se acuesta al servicio de la gente, es alguien que estudió para eso, es una vocación y con dirección verticalista cumple ordenes, hace, recorre, cumple horario, y se juega la vida cada día. (A algunos les parecerá mucho lo que digo, pero realmente es así). Cuando acepté el puesto de secretario General de Gobierno me preguntaron…. ¿Luis estás seguro? Vas a trabajar con municipales, te vas a volver loco, no vas a aguantar; no trabaja ninguno, faltan, toman mates, y demás palabras. 

Llegué y empezamos a trabajar, arreglamos máquinas, conseguimos las herramientas, nos pusimos de acuerdo y salimos a la cancha, todos los días nos traíamos los problemas de los barrios y volvíamos a la semana a cumplir con lo prometido y fuimos y volvimos a ir y soy reiterativo porque se logró hacer en 10 meses lo que no se pudo en 10 años.  Por ejemplo con el alumbrado en barrios que hacía años esperaban, limpieza, arreglo de calles y miles de trabajos más; el empleado municipal conmigo lo único que hizo fue trabajar, hacer, armar, concretar y cumplir cada objetivo que nos propuso el intendente.

¡Gracias! Estoy seguro de que el vecino hoy también lo agradece, porque hablo de cosas concretas, y hablo de los hechos. Con esto quiero decir que ya es hora de terminar con el mito de que el municipal no labura y mirar quiénes son los que cobran 10 veces más que un municipal y hacen la plancha. 

Diría lo que dijo el Diego en el mundial cuando fue técnico, pero para muchos mis formas no corresponden. Voy decir simplemente que cerraron bocas y me saco el sombrero. Como funcionario no hice más que lo que debía, lo que me correspondía, para algunos bastó para otros sirvió y para otros tal vez no alcanzó; al barrio donde no llegué le pido disculpas pero el equipo está armado, confíen, son excelentes. 

Gracias, gracias y más gracias… por el respeto y la dedicación entregada cada día, realmente me hicieron sentir uno más, trabajamos todos a la par, ya que yo también era un empleado municipal. Gracias por cada idea compartida y cada oportunidad aprovechada para crecer, me ayudaron y aprendí mucho junto a ustedes.

Gracias a quienes integran el gremio municipal con el que siempre tuve un espacio de charla, de escucha y de entendimiento. Yo no tengo ningún título universitario, pero cada día estoy más convencido que para hacer cosas para la gente lo único que se necesita es vocación y amor por la política. Si te sumas a un equipo que sea con el único propósito de trabajar para la gente, con el corazón, desde la confianza y con lealtad, adentro y afuera, cuando hablo de afuera es por los vecinos y por la oposición. Todos somos un equipo. 

Me despido, pero no bajaré mi bandera; no dejo porque es un capricho, los ideales y las convicciones no se negocian. Lo que les voy a pedir es que sigan como hasta acá apoyando a Pablo, demostrando que ustedes hacen con sus manos lo que ninguno de los funcionarios puede imaginar en su cabeza, sigan cumpliendo que aunque les suene raro son más fieles ustedes y dan más respuestas que el resto de su gabinete. 

Gracias señores municipales. Recuerden que ustedes son quienes cada día ponen en marcha la ciudad. A algunos, seguro les gustó trabajar conmigo a otros tal vez no, pero se hizo todo. Me dieron la Secretaría General y la convertí en la Secretaría del Pueblo, una secretaría de puertas abiertas como nunca hubo. Para lo que necesiten desde afuera voy a seguir estando como siempre.

Y a vos vigi. Seguí defendiendo a Junín. Cuídate al final del servicio una familia te espera. 

A todos, nos vemos pronto!

No se olviden señores funcionarios municipales que también son empleados, laburen honestamente.

COMENTARIOS