¿Capacidad innata o Gestión del recurso?
ESTRELLAS

¿Capacidad innata o Gestión del recurso?

El dicho popular expresa que nacemos con una estrella o estrellados, vale decir con buena o mala suerte. Como un mandato divino que no depende de la capacidad innata o de las acciones que promovemos para nuestra vida profesional. ¿Será así? En la columna de hoy busco develar el misterio: ¿capacidad innata o gestión de recursos? 

Quiero valerme de los artistas como ejemplo para graficar algunas ideas. No solo a los de la actualidad sino a casos además a algunos de relevancia histórica y me arriesgo a señalar con un interrogante, vamos a uno groso: Me pregunto, acaso ¿Elvis era un gran cantante? No lo se, pero estuve investigando. 

Como en muchas otras actividades, los personajes que trascienden son analizados, observados y comparados en detalle. Puntualmente, mucha gente dice que Elvis Presley era en realidad un producto de su manager, una persona que le vió “buena estrella” y se ocupó de potenciarlo, de organizar sus características y orientarlo a un segmento. Un poco de talento, vestuario acorde y otros rasgos como sus peculiares movimientos pélvicos, muy rupturistas para la época, lo llevaron a la cumbre.

La “malicia” sentencia que Elvis fue un producto del marketing como sinónimo de “invento”. Si bien no estoy de acuerdo, creo que claramente el “management” lo ayudó a crecer rápidamente. No se trató de construir una mentira sino de potenciar lo existente y hasta donde yo sé, no solo es legal sino válido porque no hay ninguna falacia en capitalizar y desarrollar lo que existente. Desterrado entonces la idea de “invento”.  

Si nos acercamos un poco más a esta época, si puedo decirles que hay muchos cantantes que tienen mucho de gestión y poco de talento. Esto no implica que el culpable sea nuestra actividad por “crearlos” sino tan solo se trata de diferenciar a los artistas de los productos orientados a entretener a una audiencia. Por ejemplo, el reposicionamiento de “Violetta” hacia “Tini” quizá sea el más claro de la actualidad donde observo una gestión impecable en el traspaso generacional, una propuesta que trasciende su voz. 

Para concluir, creo que ya no se trata de suerte. Ni estrellas ni estrellados, hay mucha gente con talento que nunca logra sus objetivos y otros que con muy poco en la “guantera”, gestionan bien y llegan al estrellato ¿Capacidad o gestión? Confío siempre en la capacidad de gestión.

COMENTARIOS
Enredados