ANÁLISIS

¿Un interbloque radical?

“Siempre supimos que al Gobierno de Petrecca lo íbamos a destronar por adentro y no por afuera.” La frase, de un encumbrado armador de la oposición, anticipa un escenario de chispazos en el Concejo Deliberante entre el PRO y el radicalismo, a partir del 10 de diciembre. En sordina, dirigentes “boina blanca” reconocen que la posibilidad de armar interbloque radical dentro de Juntos es una posibilidad que está siendo estudiada. Una necesidad de independencia del centenario partido con un ojo puesto en las elecciones generales de 2023, cuando se ponen en juego los ejecutivos. 
De concretarse esta movida, la UCR local tendría la llave de muchas votaciones claves dentro del deliberativo y un instrumento de presión hacia el Ejecutivo comunal para abrir la gestión a mayores niveles de consenso, un reclamo de la UCR al PRO, que llevó incluso a dirimir las diferencias en las Primarias. Este panorama opacó en parte el festejo del intendente Pablo Petrecca en las elecciones del 12 de septiembre último, pues el hecho de tener que integrar la boleta con la UCR entraña un futuro de posibles tensiones entre ambos espacios.

COMENTARIOS