OPINIÓN

Miénteme como siempre…

Como muchísimos ciudadanos juninenses, ya estoy harto de sentirme engañado por los que en pos de una ventaja partidaria lucran y especulan con quienes trabajamos en rubros “No esenciales”. He oído excusas de todos los colores, incoherencia, contradicciones, pero sobre todo mentiras, una tras otra. Al principio las creí pensando en un futuro alentador y esperanzador que se debería atravesar realizando un mayor esfuerzo entre todos, luego comencé a dudar al ver la ciudad hecha un caos y hoy por hoy ya prácticamente me siento usado por quienes ejercen el rol de Gobierno y por ende tienen responsabilidades que les competen en sus cargos. Supongo que al presentarse en listas prometedoras a la hora de elecciones no lo hacen por la mera idea de obtener un rédito económico, sino que tienen aspiraciones más profundas que tienen que ver con el bienestar para quienes representan, la justicia, el crecimiento y desarrollo, la Educación, la igualdad de oportunidades; valores que hacen que una sociedad no enferme y evolucione en todos los sentidos.
Podría redactar esta nota con cientos y cientos de ejemplos que avalan el título y refuerzan esta tristeza e impotencia, como muchos sentimos, por el abandono y la falta no solo de empatía sino de políticas e ideas que acompañen esta situación sanitaria. A nivel nacional y provincial ya hemos hablado y está al alcance de todos las acciones que se ejercen para paliar al menos una crisis inevitable. Desde el acompañamiento para empresas o pymes, pago de sueldos, entrega de alimentos, inversión en infraestructura, Educación, Becas, millones de vacunas, reactivación en la construcción con el PROCREAR, entrega de viviendas, reducción impositiva, baja de precios en servicios, etc. Solo con ver cualquier página de cualquier Ministerio podremos tener la certeza de que todo lo que tenemos como país está poniéndose al alcance de la sociedad.
Ahora; ver la mezquindad, el egoísmo y la forma de mentir con que se maneja a nivel local el intendente elegido democráticamente haciéndose eco de obras que son ejecutadas por la Nación o la Provincia, como la obra de Av. La Plata o la ampliación de cloacas, la autovía como el paso bajo a nivel, la terminal de ómnibus entre otras, me hace pensar que estamos en manos de un manipulador que disfruta del agotamiento mental y físico de quienes habitamos esta ciudad. Decirnos “Estamos invirtiendo en Salud y proyectando la ciudad para los próximos 20 años” por la obra de bombeo de líquidos cloacales es ser la peor de las personas, es jugar con la necesidad de quienes necesitamos con urgencia esas obras y es tener muy poca memoria,x ya que esa obra la inició su gestión junto a la ex gobernadora Vidal, se sacaron hermosas fotos y a los meses dejaron la obra completamente paralizada. Allí no lo vimos pedirle a Vidal que “proyecte la ciudad a 20 años” allí cerró la boca, se convirtió en “su soldado” o “monigote” más bien y se desentendió de los juninenses. No gestionó la continuidad de una acción que mejoraría la vida de muchos, porque debía pedírselo a su mismo color político. Este año y gracias a la gestión provincial, el gobernador Kicillof no solo la retomó, sino que la culminaron y ahí apareció nuestro preciado intendente para hacer honor a su modo de trabajo marketinero y se tomó fotos apretando el “botón de inicio”. Si nos leen de afuera creerán que es ficción, pero no, lejos de ser una película “clase Z” eso es la política local con la que contamos.
Seguir escribiendo este tipo de calañas alimentaría el malestar del lector, por su respeto y lejos de eso, asumo hacer política porque entiendo que estamos en un tiempo bisagra donde quiero que exista una mejora en la calidad y el modo de innovar la política, busco conducir de manera flexible, escuchando pero con el deseo de dar solución, acompañando con la convicción de sí solo sí lo que se hace es para dejar un legado con futuro, creo en una nueva generación de personas que venimos a repensar los modos tradicionales, con un empoderamiento de empatía real. Acá no busco lo partidario sino lo colectivo, el fanatismo queda atrás para ser coherente, autocrítico y reflexivo. Comprendo que debo ser mejor indiscutiblemente y que rodearnos entre quienes nos potencian y valoran es mejorar como equipo.
Pensando en los $307.000.000 que el municipio se guardó durante el 2020, suma indecorosa que demuestra su insensibilidad para con nuestra ciudad en un año que cientos de juninenses perdieron sus trabajos, donde no es momento de “ahorrar” sino de invertir en quien la rema, un municipio presente en todos los sentidos podría haber hecho alguna de estas acciones acompañando al sector:
Dar 6.000 Micro créditos a tasa cero para comercios, empresas, peloteros, salones de fiesta, agencias de turismo, monotributistas, artistas, talleristas, jubilados, etc. Esto ayudaría inmensamente a solventar alquileres, sueldos, gastos fijos, pago de servicios.
Comprar 200.000 abonos deportivos y/o artísticos mensuales “futuros” a gimnasios, talleristas, clubes, academias, otros para dárselos a docentes, jubilados, gente con algún tipo de discapacidad para cuando se retomen las actividades. De esta forma, el beneficio sería doble ya que no solo se ayuda al trabajador inmediatamente sino que también se piensa en quienes pueden consumir estas actividades hoy paralizadas.
Generar 15.000 oportunidades de equipamiento para Pymes, emprendedores o trabajadores independientes. Brindando herramientas para mejorar la calidad de producción.
Adquirir 600.000 viandas para mayores a 60 años. Menús semanales que se comprarían a gastronómicos y se entregaría en la semana almuerzos o cenas a quienes se inscriban. El acompañamiento al sector sería inmejorable. 
Obtener 800.000 entradas para disfrutar espectáculos para niños, jóvenes y adultos mayores. Contratos para artistas locales con producciones para realizar al aire libre o en espacios cerrados cuando esté permitido. Se valora a la producción local y se permite el disfrute del público.
Otorgar 500.000 libros comprados a editoriales locales y librerías para estimular la mente de niños, jóvenes, docentes y adultos mayores que se inscriban. Una acción que cultiva a todos los participantes en momentos tan necesarios para la salud mental.
Estos son números que realmente impactan, $307.000.000 que surgen de tasas municipales aumentadas caprichosamente en un %40 este enero y que con muchísimo esfuerzo y estoicamente no hemos dejado de pagar. Pudieron ser destinados por el municipio hace meses a los juninenses que hoy sufren por no ser esenciales, pero el intendente prefirió excusarse y mentir una y otra vez. Estas ideas son las que esperamos de un Gobierno local, las comparto para que las tomen como ya tomaron otras que he escrito, pero sin mezquindad, sin querer sacar tajada, sin necesidad de la foto o el protagonismo, porque quiero que se entienda que aquí se busca una salida, la menos infame lamentablemente porque ya perdimos mucho, porque esta pandemia nos puede hacer mejores o peores eso dependerá de ¿cómo nos percibimos? ¿Y hacia dónde queremos ir? Te invito a transitar este camino juntos, unidos y a la par. Como siempre espero y agradezco tu comentario, tu acercamiento constructivo, de manera pública o privada. Estas son mis redes y este mi correo javiermattioli@gmail.com siempre a disposición y con el deseo de hacer.<

(*) Integrante del Frente Renovador de Junín.

COMENTARIOS