Mateo Salvatto
Mateo Salvatto, fundador de Asteroid Technologies.
ENTREVISTA

Mateo Salvatto: Sus habilidades. Sus discapacidades

Emprendedor, docente, renovador, disruptivo, apolítico. Historia de este argentino de 22 años.

El año pasado, el secretario general de Naciones Unidas puso en marcha la Estrategia para la Inclusión de la Discapacidad, que permite apoyar la aplicación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y otros instrumentos internacionales de derechos humanos. La Estrategia de Inclusión de la Discapacidad garantiza la plena accesibilidad para todos en lo que respecta a edificios e instalaciones, espacios de trabajo, información y comunicaciones.
Descubrí a Mateo Salvatto a través de una entrevista en CNN. Tras realizar una rápida búsqueda encontré -además de un joven emprendedor- al fundador de una exitosa organización que promueve la integración y la inclusión, reconocido por el MIT, expositor en TED Talks, ganador del Campeonato Mundial de Robótica en Israel, ganador del mejor proyecto social del mundo por la Universidad de Pekín, con constante exposición en diversos y diferentes medios regionales; y una persona con una sensibilidad única, centrada más en los demás que en sí misma. Como consecuencia de tan singular panorama, se me ocurrió acercarme y conocer más sobre su visión e iniciativas.
Orgullosamente argentino, Mateo fundó hace tres años Asteroid, una organización tecnológica que desarrolla software vinculado a la integración de personas con discapacidad. Persigue un horizonte muy noble y ambicioso, utilizando la tecnología para facilitar la comunicación a personas sordas, con parálisis cerebral, ELA, autismo, enfermos de Alzheimer y personas sin movilidad.
Una de las plataformas que responden a Asteroid se llama "Háblalo". Se trata de una aplicación gratuita que -al día de hoy- cuenta con 162.000 descargas de 53 países de los 5 continentes, y es un éxito mundial. Las personas con discapacidades comunicativas pueden acceder a la aplicación y comunicarse cómodamente con sus compañeros, mientras que las tiendas y oficinas públicas pueden contratar "Háblalo for Business" -la versión corporativa de la app- y convertirse en verdaderamente inclusivas por una suscripción mensual muy accesible.

Siempre digo lo mismo: solo soy un ejemplo de lo que se puede conseguir. 

Mateo me señaló que "según la OMS, el 15% (1.000 millones) de la población mundial tiene una discapacidad. De ese 15%, el 7,9% tiene una discapacidad comunicativa; por lo tanto, "Háblalo" tiene el potencial de ayudar a 500 millones de personas de forma gratuita. Demasiada gente no es consciente de los problemas que tienen las personas con discapacidad para comunicarse -por ejemplo- a causa de la sordera. No entender lo que quiere decir la persona que está adelante lo complica todo: desde el aprendizaje en la escuela hasta pedir comida en un restaurante. A través de esta app, las personas pueden subtitular el mundo que les rodea y dejar que el teléfono hable por sí mismo".
Además de "Háblalo", me gustó mucho descubrir que todas las iniciativas de Asteroid están orientadas a que el usuario final no tenga que pagar nada. Y aún más, que -a cambio- no tenga que ser invadido por publicidad. Es un modelo que busca involucrar más la participación del sector privado y público, para que las personas con discapacidad puedan tener asegurada una vida independiente y justa.
Teniendo ya la capacidad de crear soluciones, teniendo a su equipo y a los medios de comunicación de su lado, Mateo me reveló que "el objetivo es entrar en contacto con las personas que desarrollan las políticas públicas para que puedan facilitar y promover la integración en las sociedades que representan y crear un mundo más justo e inclusivo".
Le pregunté por un último comentario. Me respondió: "Siempre digo lo mismo: solo soy un ejemplo de lo que se puede conseguir. Soy simplemente un joven de 22 años que quería ayudar a sus amigos, desde la capital de un país latinoamericano con muchas dificultades y retos estructurales. Conseguí empezar y abrirme camino en el mundo de la tecnología. Definitivamente, en el estado en que se encuentra nuestro planeta hoy, cualquiera puede hacerlo. Mi único comentario es: adelante; el mundo está en nuestras manos".

(*) para UN Today, la publicación oficial de Naciones Unidas en Ginebra.

COMENTARIOS