Consejo Económico y Social
OPINIÓN

Consejo Económico y Social: una herramienta valiosa

Luego de asistir a un 2020  inusual, caracterizado por la pandemia mundial de coronavirus que nos sacudió a todas y todos, modificó nuestra forma de vida y creo que nos ha marcado profundamente y generado un antes y un después. En el caso particular de nuestro querido Junín, hemos finalizado un año difícil y complejo con una buena noticia: el bloque de concejalas y concejales del Frente de Todos presentó un proyecto de ordenanza que propicia la creación de un Consejo Económico y Social.
Será esta una herramienta de vital importancia que permitirá que muchos y muchas juninenses, a través de sus entidades representativas, generen una adecuada "usina de ideas", de proyectos, promoviendo la participación, el diálogo, la discusión, el debate y en definitiva el arribo hacia iniciativas de consenso.
Esta propuesta cristaliza otras de nivel nacional. Recordemos que el presidente Alberto Fernández instaló la idea del Consejo Económico y Social para la reconstrucción argentina, así como la vicepresidenta Cristina Kirchner destacó la necesidad de un gran acuerdo nacional para debatir la economía. El gobernador Axel Kicillof ejercitó el trabajo de consensos entre diversos sectores provinciales, así como también con intendentes de identidades políticas diferentes. Lo propio hizo Sergio Massa en la Cámara de Diputados, articulando intereses muchas veces contrapuestos para encontrar acuerdos en temas claves. 
En Junín, hay que destacar el trabajo previo a la presentación del proyecto que realizaron las y los ediles del bloque de Todos con rondas de entrevistas a la Unnoba y a todas las entidades representativas del partido de Junín, que aportaron sus iniciativas e ideas, siendo la incubadora de una enriquecida propuesta que ahora debe ser tratada y analizada en el Concejo Deliberante de Junín en las diferentes comisiones que le toque abordarlo y, por supuesto, contar con la opinión y el aporte de las y los ediles de Juntos por el Cambio. 
El año pasado quedó evidenciado también en el marco de la pandemia un grave déficit que presenta el Junín de este siglo XXI que se encamina al bicentenario: la dificultad para acceder al diálogo con quienes detentan el gobierno juninense, la unilateralidad con que se han tomado las decisiones que influyen en la vida de las y los habitantes de este querido distrito de Junín y que fue tan evidente que hasta se llegó a fin de año con una foto de una reducida Mesa de Salud que fue prometedora en sus inicios pero terminó en el mismo formato con que se resuelven la mayoría de las medidas del gobierno municipal de Juntos por el Cambio desde hace cinco años: una mesa chica del intendente y su grupo reducido de funcionarios para decidir cómo Junín enfrentaba la pandemia.
Desde el Socialismo y Junín Bicentenario siempre hemos hecho de la participación ciudadana una bandera y una consigna, porque consideramos que es el único camino para apostar al desarrollo y al progreso de una manera equilibrada, inclusiva, sin sectarismos, ni beneficios para unos pocos, sino para todos y todas. Por supuesto que hay además otras herramientas de participación que esperamos sean también tenidas en cuenta por quienes nos representan. Incluso muchas propician que se escuchen voces aún no organizadas, que se gestione con vecinos y vecinas, que puedan ellos decidir sobre determinados temas. Modernizar el Estado, transparentar la política también es esto y por eso cerramos filas y nos unimos a nuestras concejalas y concejales del Frente de Todos en esta iniciativa superadora. Una institución participativa valiosa para garantizar la transformación y el crecimiento sostenido de un Junín del siglo XXI que todos deseamos.


(*) Exconcejal. Dirigente de Junín Bicentenario. 

COMENTARIOS