crisis argentina
TRIBUNA DEL LECTOR

¿Y por casa cómo andamos?

En una nota anterior comenté con preocupación que la Argentina estaba al borde del abismo y hoy sigo sosteniendo lo mismo, el escenario no ha cambiado demasiado y las variables macroeconómicas se mantienen. Aunque el Gobierno logró controlar el valor del dólar blue, las condiciones de la economía no han variado demasiado y el dato clave de la situación en que estamos está dado por las reservas de libre disponibilidad que hoy posee el Banco Central para hacer frente a una corrida cambiaria. 
Al 19 de este mes, las reservas eran de 4488 millones de dólares, por lo que hoy las reservas de libre disponibilidad son negativas y el Banco Central está utilizando para intervenir en el mercado cambiario dólares que no son propios, por lo tanto las posibilidades de una posible devaluación no están tan lejanas en la medida que el Gobierno no tome medidas para revertir esta situación.
Para colmo de males el posible acuerdo con el FMI para renegociar la deuda se ha postergado para febrero del año que viene, ya que asume un nuevo gobierno en EE.UU. en el mes de enero próximo.  
¿Cómo impacta este escenario a nivel local, que es lo que siempre me interesa indagar? Bueno, como todos ya sabemos, nuestra situación económica depende fundamentalmente de  cómo le vaya al sector agropecuario y en ese sentido podemos decir que nos ayudan dos factores importantes hoy, ya que estamos teniendo un régimen de lluvias adecuado, a diferencia de lo que ocurre en otras regiones, lo que permite deducir una cosecha importante y, por otro lado, un valor de los cereales, sobre todo de la soja, como hacía tiempo no se tenía. Este escenario nos permite deducir que la crisis económica tendrá un impacto menor que en otras regiones. De todos modos, también sabemos que la actividad del campo no genera mayores puestos de trabajo, que es uno de los problemas graves que tenemos y sobre el cual se debe prestar mucha atención. 
En este sentido, vemos en estos días dos iniciativas alentadoras en la medida que se concreten, una  referida a la posible reactivación de la Agencia de Desarrollo, tantas veces mencionada y con pocos resultados hasta ahora. ¿Serán capaces sus actuales actores de ponerla en marcha por fin? La otra iniciativa, que nace de la agrupación política Frente de Todos, convoca a la creación de un Consejo Económico Social donde participarían entidades intermedias, partidos políticos y gobierno local a los efectos de fijar cuatro o cinco objetivos básicos por desarrollar para acordar políticas públicas orientadas  al desarrollo económico y social de la Región. 
A mi criterio y dada la crisis que estamos pasando, es una manera de buscar acuerdos básicos entre todos los sectores y llevar adelante un plan de desarrollo que permita un  crecimiento sostenible en el tiempo, logrando la creación de nuevos empleos a corto plazo.
¿Se podrán concretar algunos de estos modelos? El tiempo lo dirá y pondrá en blanco sobre negro la capacidad de nuestra dirigencia para ver si está a la altura de las circunstancias. Junín necesita salir del letargo y la indiferencia que hasta hoy prevalece y que ha llevado a un estancamiento peligroso a una ciudad que tiene todo para ser un polo de desarrollo en el noroeste bonaerense.<


Aldo García López
DNI  4974484

COMENTARIOS