El costo del estrés de Vicentin
TRIBUNA DEL LECTOR

El costo del estrés de Vicentin

Recientemente el Fiscal Federal Claudio Pollicita decidió abrir una investigación e imputar al expresidente del Banco Nación Javier González Fraga y a quienes eran los responsables de la firma Vicentin SAIC -una de las principales Agroexportadoras del país- Alberto Padoán y Gustavo Nardelli.
La denuncia que origina la investigación tiene varias aristas. Se advierte que, el crédito otorgado por el Banco Nación a la cerealera superaría ampliamente los límites establecidos por la normativa bancaria y representan más del 20% del patrimonio computable de la entidad financiera nacional. Este préstamo a la Compañía -hoy concursada- acumula una deuda de $18.500- millones de pesos.
A comienzos del mes de Diciembre de 2019, Vicentin informó que se encontraba en un proceso de "estrés financiero" y que por tal motivo entraba en un proceso de "reestructuración de pagos". La deuda total sería de $ 23.500.- millones de los cuales más de $ 18.500.- millones corresponden al Banco Nación.
Luego de este comunicado, la empresa no presentó ninguna propuesta de pago y días pasados, se informó que había presentado el Concurso Preventivo de Acreedores ante la Justicia en lo Civil y Comercial de Reconquista (Santa Fe).
Las sorpresas siguen apareciendo cuando se da cuenta que el titular del Juzgado Civil y Comercial donde quedó radicado el Concurso es el Dr. Fabián Ricardo Lorenzini quien, hasta Noviembre de 2018, trabajó en el Banco Nación como letrado Asesor en litigación, contratos, negociaciones prejudiciales y auditorías.
Hasta acá todo muy sugestivo y llamativo, pero no es todo.
Los números de la entidad cerealera entre 2015 y 2018 fueron fabulosos. Según sus propia contabilidad la deuda de la firma en el mercado financiero representa solo el 20% de la facturación de 2018 y dentro de ella la deuda con Banco Nación de $ 18 mil millones es solo el 15% de su facturación de 2018.
Según los responsables de la empresa, sin embargo, el famoso estrés financiero se produjo por una única razón: la transición política. Esta hizo que los productores decidan liquidar sus divisas masivamente ante el temor de nuevas retenciones. Nada se dice respecto de los millonarios créditos tomados con el Banco de la Nación Argentina ni de que operaron hasta 24 hs. antes de entrar en cesación de pagos ni de la apuesta que hicieron a negocios inmobiliarios vip en la zona de Puerto Madero ni de las millonarias inversiones que le permitieron manejar el Puerto de Rosario donde no cumplieron con obras e inversiones que la llevaron a incumplir con la extensión del contrato y más. En definitiva, conocían el peligroso juego financiero al que se estaban sometiendo y a través del cual arriesgaron la economía de los verdaderos dueños del cereal: los productores.
Por eso cuando se habla de retenciones queda claro, que en este caso al menos "ellos" van a ser las verdaderas retenciones cuando sin previo aviso se quedaron con la confianza y el dinero de los productores agropecuarios y pusieron en riesgo el sistema comercial y productivo del interior del país.
En estas resumidas palabras y con poco análisis del lector, se puede advertir que la situación es como mínimo sospechosa y muy delicada.
Solo esperamos las voces en alto de la Dirigencia del sector y la mano implacable de nuestra Justicia, caso contrario, el estrés de Vicentin le costará muy caro a la Argentina.

Victor A. Rivera
DNI 23925758

COMENTARIOS