Modelo
MARKETING APLICADO

Modelo

Preconceptos comerciales.

Caminando por el centro de la ciudad encuentro situaciones que me parecen interesantes rescatar. Se trata de “momentos comerciales” que grafican preconceptos vinculados al marketing y su kit de herramientas para impulsar negocios. Comparto la crónica.
Cuando alguien menciona la palabra “modelo” imagina algo que se acerca a la perfección, una construcción colectiva que sigue el patrón estético de la época. En este sentido, si hablamos de un modelo comercial diríamos que hoy tener un buen perfil en redes sociales sería el primer (para algunos único) mandato a cumplir; ahora bien, ¿es suficiente?
La situación parecía sacada de una comedia dramática: al pasar por el local en cuestión veo como dos personas, al parecer un mozo y un encargado, toman fotos de productos para “alimentar” las redes. Con un celo estilístico propio de expertos en la cuestión, movían los elementos para captar una buena toma, una dinámica que se repetía una y otra vez. Un comportamiento saludable si no fuera por las desatenciones que se observaban alrededor.
Mesas desordenadas, gente pidiendo la cuenta y otras cuestiones. Local semivacío y sensación de desborde o anarquía de atención. Un absurdo propio de la interpretación que muchos hacen de los mecanismos necesarios para desarrollar comercialmente un espacio.
Un poco más adelante en la caminata, un par de bares de los que no tengo registro de presencia en redes, de hecho los busqué y no los encontré. Diría que los muchachos que te atienden son siempre los mismos y la sensación de buen clima se sentía, los clientes llamando por su nombre a los mozos, caras repetidas en los lugares de siempre aunque cierta necesidad de renovar un poco la ambientación, eso sí.
El punto a destacar hoy es que no siempre el modelo es el que dicta la tendencia del momento, sino el que surge de un diagnóstico comercial serio. Creo este es uno de los mayores errores en tiempos en los que el mandato primario es “mostrar” o decir antes que hacer o construir. Es que el marketing no solo es comunicación o publicidad, sino considerar esa experiencia como herramienta para la captación y fidelización de clientes. No sigas el modelo, construí tu negocio sobre una identidad clara que te permita ser diferente al resto. Ahora sí, hagamos una selfie.

COMENTARIOS