None
En la semana se conocerán datos de la inflación de diciembre y el resultado final sobre cuánto se elevaron los precios en 2019.
LA COLUMNA DE LA SEMANA

Primer guiño concreto del Fondo a la gestión de Alberto Fernández

Días antes de cumplir el mes inicial de su gestión como presidente de la Nación, Alberto Fernández recibió el primer guiño concreto de parte del Fondo Monetario Internacional (FMI).
"El Gobierno se va moviendo en una dirección positiva", dijo Alejandro Werner, director del Hemisferio Occidental del FMI, un organismo al que la Argentina le adeuda decenas de millones de dólares tras el acuerdo "stand-by" de US$ 57.600 acordado durante la administración de Mauricio Macri.
Es probable que la palmada recibida de parte del Fondo genere más confianza en la Casa Rosada ante la posibilidad de renegociar los vencimientos de deuda, un objetivo que persigue Fernández y que considera crucial como punto de partida de su plan para lograr que el país comience a salir de la crisis.
La discusión con el FMI sobre una eventual extensión de los plazos de pago implica un desafío inmediato para la gestión de Fernández, que se empeñó en los últimos días en "hacer los deberes" al tomar medidas restrictivas en busca de preservar las cuentas públicas, de acuerdo con Werner.
En este contexto, trascendió incluso que la primera misión del FMI a la Argentina durante el nuevo Gobierno llegaría antes de fines de mes, aunque la Casa Rosada salió rápidamente a desmentir la información en las últimas horas.
De cualquier modo, el Fondo le brindó un espaldarazo al oficialismo pese a nuevos ajustes que afectan en especial a jubilados y a la clase media, sectores de la sociedad que ya venían golpeados producto de las políticas que llevó adelante Macri, conjuntamente con los efectos nocivos de una inflación por las nubes.

Verano intenso
Tras obtener en diciembre pasado la aprobación de la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva -más conocida como Ley de Emergencia Económica-, se espera que Fernández resuelva en las próximas horas el temario de las sesiones extraordinarias que se realizarán en el Congreso.
Será un verano intenso para la clase política, dado que el Gobierno buscará consolidar las bases del acuerdo económico y social que pretende alcanzar con la ambición de "volver a poner a la Argentina de pie", como pregonó el propio Fernández durante la campaña electoral.
En las últimas semanas, el jefe de Estado ha mantenido múltiples reuniones en la Casa Rosada y se ha mostrado sumamente activo. En este sentido, se espera que continúe con una cargada agenda de actividades, sobre todo cuando se inicie la "rosca" en el Parlamento nacional.
Asimismo, el pliego del juez Daniel Rafecas como candidato del Gobierno para asumir como procurador general de la Nación puede generar "ruido" en el Senado, allí donde el peronismo es liderado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, pero la oposición es capaz de reunir el número de voluntades necesarias como para bloquear iniciativas oficiales.
Entre líneas, es posible leer que el Gobierno busca "premiar" a Rafecas por su polémico desempeño con la denuncia penal contra la administración cristinista que efectuó el fallecido fiscal Alberto Nisman, por el supuesto encubrimiento a Irán en el atentado a la AMIA de 1994.
 
CABA en alerta
Durante las sesiones extraordinarias también se discutiría en el Congreso, en la Cámara de Diputados en un principio, sobre eliminar o limitar las llamadas "jubilaciones de privilegio", reformar la Justicia Federal y acerca del proyecto de Consenso Fiscal que ya tiene media sanción en el Senado.
Para ocupar su banca en la Cámara alta, Cristina regresaba este fin de semana al país procedente de Cuba, hacia donde viajó el 28 de diciembre pasado para celebrar la llegada del Año Nuevo junto a su hija Florencia, que se somete a un tratamiento médico en aquella nación caribeña.
Otra "rosca" interesante que se avecina es la negociación por la coparticipación federal que recibe la ciudad de Buenos Aires y que el gobierno central pretender reducir en alrededor de un punto porcentual, del 3,5% actual, lo que significaría unos 36.000 millones de pesos menos por año para la Capital Federal.
Macri había aumentado ese porcentaje por decreto apenas llegó a la Presidencia de la Nación y Fernández podría utilizar el mismo mecanismo, calificado por sectores de Juntos por el Cambio como "inconstitucional", para recortarlo.
El Gobierno y la Ciudad, de todos modos, se mostraron abiertos al diálogo y a comenzar una deliberación al respecto. En este contexto, no debería pasar inadvertido el hecho de que el alcalde porteño, Horario Rodríguez Larreta, es uno de los líderes de la oposición en la incipiente era del "post-macrismo" y se perfila como un posible candidato a Presidente en 2023, más allá de que aún se deba recorrer un largo camino para esa instancia.

“No se enojen”
El viernes, Alberto Fernández pidió que "no se enojen" quienes "tienen que hacer el aporte" para que el país logre superar la crisis por la que transita y les solicitó que "entiendan la situación" en la que se encuentra la Argentina.
A propósito, datos fidedignos sobre el aumento del costo de vida y su impacto en el bolsillo de los argentinos se conocerán el próximo miércoles, cuando el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) difunda el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de diciembre pasado y de 2019 en general.
En los últimos días, el Gobierno anunció el relanzamiento del programa "Precios Cuidados" con 310 productos y primeras marcas incluidas en el plan, pero según especialistas, es poco probable que la medida oficial contribuya con la necesidad de reducir los niveles de inflación en el país para aliviar, en especial, a los sectores más vulnerables de la sociedad.

COMENTARIOS