Reciclado  obligatorio y educación
ENFOQUE

Reciclado obligatorio y educación

Argentina enfrenta grandes desafíos ligados al cuidado del medioambiente. El aumento en la expectativa de vida, el incremento del consumo y el crecimiento de la población -especialmente en los grandes centros urbanos- traen aparejadas nuevas formas de organización y demandan un tratamiento responsable de los deshechos que se producen.
Un reciente estudio elaborado por Opinaia a pedido de Ecoplas, en el que se analizaron más de 2.000 casos, indica que 4 de cada 10 argentinos no recicla. La mayoría de las personas, al ser consultadas por los motivos, reconocen que les gustaría reciclar, pero no lo puede hacer por: infraestructura (42%), desconocimiento (19%), falta de tiempo (17%) y que no tiene sentido reciclar porque finalmente va todo al mismo lugar (17%).
El mismo informe señala que para el 93% de los encuestados, reciclar debería ser obligatorio. El 91% considera que la falta de políticas públicas es la principal causa que impide una mayor separación de residuos y reciclado en el país. Finalmente, el 66% opina que las marcas también tienen responsabilidad en este tema.
Junto con el cartón (95%) y el papel (94%), el plástico (88%) está en el podio entre quienes consideran a los materiales con mejores chances para ser reciclados. Y el 86% de los encuestados afirma que compraría productos hechos con plástico reciclado. De hecho, los argentinos ven con buenos ojos utilizar envases plásticos reciclados para distintos productos de limpieza, higiene o bebidas.
El conocimiento y el compromiso con la educación, como en tantos otros temas, resultan clave para modificar situaciones adversas. Es que para el 95% de los argentinos sería útil que en las escuelas haya capacitaciones u asignaturas obligatorias sobre reciclaje. En esa misma línea, el 93% de los encuestados opina que debería ser obligatorio separar y/o reciclar los residuos. Realizar campañas de concientización y educación, con el 43% de la decisión, es considerado el método más eficaz para que las personas que aún no separan ni reciclan comiencen a hacerlo.
Pero lo más preocupante es el conocimiento que existe sobre el tema. Apenas el 3% de los encuestados respondió correctamente todas las preguntas ligadas a qué y cómo se puede reciclar y poner en valor los productos, en pos de la economía circular. Es, entonces, en ese enorme número en donde es necesario tomar acción y elaborar planes educativos pensados a largo plazo.
Cuando pensamos en cuidar el ambiente, separar los residuos y reutilizar lo que se pueda es una parte de la solución, pero no el todo. Los gobiernos, las empresas y toda institución de acción pública debemos trabajar en conjunto para crear campañas educativas y de información orientadas a toda la población, porque el cuidado del planeta es una tarea de todos.

(*) Directora Ejecutiva de Ecoplas (asociación civil especializada en plásticos y el medioambiente).

COMENTARIOS