El mundo real no es el que nos cuenta la Inspectora Marini
OPINIÓN

El mundo real no es el que nos cuenta la Inspectora Marini

En una reciente nota de la inspectora regional Marini analiza los cuatro años de gestión y emite consideraciones que ¿desconocen, niegan? la realidad en la que trabaja.
La inspectora refiere a gestiones para mejorar la calidad educativa como desconociendo que la calidad educativa en todo el mundo está ligada a la inversión en educación.
La inversión en el área entre 2016 y 2019 sufrió un ajuste estructural inédito, tuvo una retracción del 27,1% en valores constantes que significa un monto de 64.000 millones de pesos menos en esos años. Y la principal variable de ese ajuste han sido los salarios docentes.
Resultan contradictorios los dichos de la Inspectora referidos a mejorar la calidad educativa con salarios docentes reales a la baja.
Otro indicador que habla de la desinversión educativa es el porcentaje del presupuesto educativo dentro del gasto total de la Provincia. Este porcentaje osciló entre el 35% y 38% entre 2005 y 2015 y se redujo a 27% en 2017 llegando al porcentaje más bajo desde los años 90. Claramente estas decisiones son responsabilidad de la Gobernadora Vidal que si bien fue beneficiada con un incremento significativo en la coparticipación , no afectó fondos al área.
Además, la desinversión educativa no solo fue una política provincial sino nacional y responsabilidad del presidente Mauricio Macri, quien desactivó por decreto la Paritaria Nacional Docente, dejó caer el Plan Conectar Igualdad, las becas para estudiantes Progresar, la provisión de libros, prácticamente dejó de apoyar a las Escuelas Técnicas y Agrarias reduciendo notablemente los Planes de Mejora.
¿La Inspectora habla de 15.000 adultos nuevos en la Región cuando cerraron los Bachilleratos de Adultos? ¿Modificaron el régimen de asistencia a los CENS a pesar de la resistencia de alumnos y docentes? ¿Se habrá equivocado con los ceros?
Y por último, la inspectora Marini habla de robótica y el nuevo rol docente con una frase ininteligible. ¿Se referirá a su fallida pretensión de que las y los docentes se transformen en robots? ¿A que sigan automáticamente sus órdenes bajo pena de ser perseguidos y castigados si se atreven a tener pensamiento propio? Porque lo real es que en esta Región se intimó bajo acta a docentes a no expresar públicamente su posición política ideológica. En cualquier lugar del mundo eso se llama persecución y viola la Constitución y las leyes.


(*) Concejal Unidad Ciudadana - Frente de Todos.

COMENTARIOS