Monzó se reencontrará con sectores peronistas del Conurbano.
Monzó se reencontrará con sectores peronistas del Conurbano.
LA PRIMERA MOVIDA, EL JUEVES EN FLORENCIO VARELA

Monzó empieza a edificar su propio espacio en la Provincia

Tras rechazar propuestas de Alberto Fernández, se lanza a robustecer su sector marcando diferencias con Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Cerca de Emilio Monzó aseguran que se terminó el “veto” de María Eugenia Vidal y de Mauricio Macri hacia su figura. Que concluyó el tiempo en el que el saliente presidente de la Cámara de Diputados tenía prácticamente vedado trabajar políticamente en territorio bonaerense, imposición que de alguna forma aceptó para evitar fisuras en el oficialismo.
Monzó, sin embargo, no se privó de marcar diferencias. Lo hizo en público y en privado al cuestionar la marcha de algunas políticas oficiales y de la escasa apertura hacia distintos sectores de la política en la que a su criterio incurría Juntos por el Cambio. Por eso, cuando ante un escenario por demás adverso Macri se mostró permeable a abrirse hacia el peronismo -la cereza del postre fue la llegada de Miguel Angel Pichetto- le llegó alguna suerte de reivindicación tardía.
Enfrentado con Vidal, Monzó ensayó una suerte de repliegue táctico de la Provincia. Pero ahora, con el resultado electoral sellado, el dirigente de Carlos Tejedor se propone dar vuelta la página y retomar su propia construcción política.
La primera actividad pública se concretará esta semana. Y será en el corazón del Conurbano, allí donde el Frente de Todos le propinó una derrota impiadosa a Macri y a Vidal. El jueves a las 18 en el salón de Bomberos Voluntarios de Florencio Varela, Monzó se reencontrará con su gente a partir de una movida liderada por el senador Eduardo “Rulo” Schiavo.
La novedad, más allá del virtual relanzamiento, será que Monzó decidió profundizar su armado bajo el paraguas de Juntos por el Cambio. Aunque marcará diferencias con los liderazgos que pretenden encabezar Macri y Vidal.
Es que Monzó rechazó una serie de ofertas para integrarse al futuro gobierno de Alberto Fernández.
Se habla, por caso, de al menos dos embajadas y los ministerios de Agroindustria y Obras Públicas.
La explicación de la negativa tendría que ver con la lectura política que se ensaya en su entorno: “Alberto se kirchnerizó”. Y ese es un límite que el dirigente bonaerense no está dispuesto a traspasar.
Claro que la movida en Florencio Varela no será la única. Ese primer reencuentro con sectores peronistas del Conurbano seguirá con otro que se concretará en La Plata.
Dirigentes de su entorno cuentan que ya se habló con la Universidad local para que Monzó brinde una charla sobre su experiencia al frente de la Cámara de Diputados de la Nación. Luego vendrán otras recorridas con perfil más territorial en distritos del interior.
“Es un cambio en la lógica con la que se venía manejando hasta ahora. Emilio va a expresar su visión sobre el país y la Provincia y que va en línea con su discurso de su balance de los cuatro años de gestión en Diputados. Su idea de por qué Cambiemos fracasó en la idea original de terminar con la grieta”, afirman dirigentes de su sector.
“Y todo esto lo hará con la libertad de no tener ningún cargo”, completan.
Claro que estos movimientos no están desvinculados de las especulaciones sobre el futuro de Monzó y los escenarios electorales de 2021 y 2023. ¿Es el inicio de la construcción de una posible candidatura?

COMENTARIOS