El trabajo es el gran ordenador social
OPINIÓN

El trabajo es el gran ordenador social

Cristina pronunció una vez esta verdad absoluta: "El Trabajo es el gran organizador social, por eso lo defendemos con uñas y dientes". En este nuevo Día Internacional de los Trabajadores, el contraste con la realidad a las que nos arrastró Macri no puede ser más desolador.
Y sin embargo, el pueblo argentino una vez más se propone el camino de la recuperación. La desesperación del gobierno, de su gurú de la comunicación, la desesperación de los especuladores por arrasar con lo que queda, es producto de rendirse ante la evidencia. Los argentinos que viven de su trabajo ya se dieron cuenta de la necesidad de otro proyecto político para salir de este caos.

A pesar de los estigmas, los gobiernos populares han sido históricamente los que más han impulsado la producción y el empleo.

A pesar de los estigmas, los gobiernos populares han sido históricamente los que más han impulsado la producción y el empleo como modo de realización personal y social. Por el contrario, quienes nos acusan de fomentar la vagancia son quienes llevaron la desocupación nuevamente a dos dígitos, sacan a los estudiantes de las escuelas, arrasaron con las pymes, diezmaron el sector comercial y se robaron miles de millones de dólares que obtuvieron endeudando nuevamente a las futuras generaciones de argentinos. Ellos son los únicos vagos, que en un cómodo escritorio y con solo un teléfono celular se quedan con lo que producimos entre todos.
Defender con uñas y dientes el trabajo significa beneficios para todos. Lo más potente del peronismo es su modelo de acumulación que articula capital y trabajo. Desde las usinas de los especuladores se ha intentado, muchas veces con éxito, dividir a los empresarios de la producción y los trabajadores. Nuestra historia nos demuestra que cuando esa división tuvo lugar, fue la misma Patria la que quedó a merced de intereses minoritarios y extranjeros. Un Nunca Más a ese neoliberalismo es una de las tareas más urgentes que nos esperan.
Cuando hay trabajo todo lo demás se va ordenando. La alianza entre la producción y el empleo es la única vía para el crecimiento y el desarrollo de la Argentina. Si algo debemos aprender de nuestra historia es esto. Por eso también aquí, y acompañados por una mayoría de juninenses que ya no creen en promesas vacías, es que nos proponemos una nueva victoria del trabajo. Porque mientras a nivel nacional hubo un proyecto que cuidó el trabajo, en Junín hubo pleno empleo, hubo que traer trabajadores de la construcción desde otras localidades para dar respuesta al crecimiento del sector, el comercio rebasó las arterias tradicionales y se expandió por toda la ciudad.
En este Día de los Trabajadores no solo queremos hacer llegar un saludo. Queremos instar a sentirse partícipes a todos los que viven de su trabajo, a los jubilados y pensionados que lo hicieron antes, a los estudiantes que se preparan para hacerlo mañana, a los empresarios que apuestan a la generación de riqueza, a los productores agropecuarios que vuelven productiva a nuestra tierra. Todos unidos podemos evitar que los saqueadores se sigan llevando la riqueza que producimos los argentinos. Por la victoria del trabajo.


(*) Precandidata a intendente de Junín por Unidad Ciudadana.

COMENTARIOS