Los equipos de trabajo  y una experiencia para mejorar sus rendimientos
OPINIÓN

Los equipos de trabajo y una experiencia para mejorar sus rendimientos

La palabra “experiencia” es de uso relativamente reciente dentro de las áreas de Recursos Humanos. Antes había sido aplicada al marketing y la comercialización, donde en su momento se comenzó a hablar de “User Experience”. Es decir, cuando alguien realiza una compra, esa compra es una experiencia en la cual el producto o servicio está incluido como una parte más.
La noción de “Employee Experience”, en tanto, se desarrolló a imagen y semejanza de aquella, solo que apunta a lo que denomina clientes internos de la compañía. Es decir, sus empleados.
En este caso, se trata de que no solo reciban lógicamente un salario por su trabajo, sino que también se sientan atraídos y complacidos por la experiencia que representa formar parte de la organización.
A partir del peso que fueron ganando los equipos dentro de las estrategias corporativas, se desprende un nuevo concepto, que es el “Team Experience”.
Así como el “Employee Experience” se vincula a la pertenencia a la compañía, el “Team Experience” está relacionado con la integración de los equipos.
De este modo, se proponen diversos mecanismos para lograr que esa experiencia en equipos sea más atractiva y provechosa. En todos los procesos ligados a este concepto se establece un Propósito (¿qué queremos lograr?, ¿qué expectativas tenemos y qué demandas debemos tomar en cuenta?) y una Cultura (¿cómo queremos lograrlo?, ¿con qué valores).
Cada equipo debe construir su propia experiencia, establecer su propia bitácora de vuelo.
Para eso, debe conocer a fondo a todos sus integrantes, saber sus fortalezas, sus preferencias, de qué son capaces, y así definir el modo en que va a funcionar y el tipo de liderazgo, entre otros aspectos.
A partir de allí, se trabaja con distintas herramientas para desarrollar una serie de factores que deberán confluir en mejores resultados y en una experiencia más valiosa:
- Performance: refiere al óptimo nivel tanto mental como físico que una persona es capaz de conseguir cuando está ejecutando una tarea.
- Engagement: el “compromiso con el equipo” alude a las emociones y comportamientos de sus miembros que refuerzan el sentido de pertenencia, orgullo y unidad.
- Agility: es la capacidad de leer los cambios en las condiciones del contexto y la habilidad de adaptarnos rápidamente a ellas.
- Collaboration: apunta a la consecución de un objetivo común a través de un esfuerzo combinado de un grupo de personas trabajando juntas.

(*) Docente de la Escuela de Negocios de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNLP.

COMENTARIOS