Precios de granos: ¿Mercosur versus Chicago?
OPINIÓN

Precios de granos: ¿Mercosur versus Chicago?

La guerra comercial generada entre Estados Unidos y China ya beneficia al poroto de soja argentino y hace posible replantear la vieja idea de si es necesario para el Mercosur -en rigor Argentina, Brasil y Paraguay- depender del mercado de futuros de Chicago como referencia en las cotizaciones de los granos.
Ahora ocurre que China no le compra más poroto de soja a Estados Unidos por los aranceles del 25 por ciento que impuso Trump a las exportaciones a ese país y el gigante asiático se volcó a adquirir en Argentina y Brasil el valioso poroto.
"Esta guerra comercial ya estaría beneficiando a Sudamérica especialmente a Brasil y a la Argentina. Porque el poroto que los chinos no compren en los EE.UU, lo estarían adquiriendo en ambos países sudamericanos. Y esta demanda extra, es muy bienvenida por estas costas", indicó el analista Alejandro Ramírez.
Hay en la actualidad un divorcio de valores entre lo que cotiza Chicago y lo que sucede con los precios por ejemplo en la Bolsa de Comercio de Rosario y en los mercados a Término argentinos como el Rofex y el MATba.
Emilce Terré, analista de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), aseguró que el vigor de la demanda internacional ha permitido una revalorización de los precios de la soja y el maíz en el mundo, incluso a pesar de la presión de la buena cosecha norteamericana.
"China ha aparecido con fuertes compras de poroto y aceite de soja argentina, al tiempo que las exportaciones de maíz sorprenden positivamente", precisó.
En la semana del 21 de septiembre, por la "guerra comercial" de Trump el precio de la soja Mercosur alcanzó un diferencial récord de 90 U$S la tonelada contra el poroto estadounidense.

Ahora ocurre que China no le compra más poroto de soja a Estados Unidos por los aranceles del 25 por ciento que impuso Trump a las exportaciones a ese país y el gigante asiático se volcó a adquirir en Argentina y Brasil el valioso poroto.

Sin embargo, la referencia mundial sigue siendo el CBOT, el Chicago Board of Trade que se fundó en 1848 y es el mercado de futuros y opciones más antiguo del mundo, propiedad del CME Group, con oficinas centrales en Chicago, Illinois y una filial en Kansas City, en Estados Unidos.
"Con 188 millones de toneladas de soja que genera el Mercosur (Brasil, Paraguay y Argentina) sobre una producción mundial de 340 millones de toneladas (110 millones, Estados Unidos) sería saludable lograr algún tipo de independencia en los valores sobre lo que ocurre en USA. ¿Por qué debemos seguir prestando atención a lo que ocurre en el gigante norteamericano cuando el Mercosur produce el 55% de la soja del mundo?", consideró Ramírez.
Al respecto Pablo Adreani, de Agripac, explicó a esta columna su punto de vista sobre la posibilidad de lograr la independencia referencial de Estados Unidos en los commodities agrícolas.
"Hace 150 años que Chicago es el referente mundial de los compradores y vendedores a lo largo del mundo y ha habido muchos intentos para que Chicago cotice la soja sobre Argentina y Brasil y no han sido fructíferos", indicó.
Expresó que son cantidad de cientos de miles de toneladas y grandes brokers que se mueven con grandes volúmenes de productos agrícolas en el CBOT.
Pero lo que le parece definitorio para lograr la independencia es la "inestabilidad económica periódica de Argentina. Hasta que nuestro país no tenga 15 años de estabilidad va a ser imposible que se forme un mercado de futuros de Chicago sobre Argentina".
Mientras que Julio Calzada, economista Jefe de la BCR, también dialogó con NA ya que en la entidad se negocia diariamente el físico disponible, con descarga de la soja, el maíz, el trigo, sorgo, girasol, entre otros, por la cercanía de las plantas elaboradoras de aceite, harina y pellets de soja sobre todo, en las terminales portuarias que son un conglomerado.
"El asunto es si se puede concebir el mercado sudamericano versus el mercado de Chicago. La realidad es que tanto Brasil, Paraguay y Argentina no han fijado un mercado latinoamericano. Los precios podrían fijarse, pero Brasil ni siquiera tiene un mercado físico, productores y acopiadores miran el precio de la Universidad de San Pablo y de un instituto del Matto Grosso", manifestó.
En la región, acotó que "la Bolsa de Rosario es el único mercado físico y en él todos los días se establecen negociaciones variadas".
Paraguay produce al año entre 9 y 10 millones de toneladas de soja; Brasil, 114 millones y la Argentina habitualmente unos 50 millones contra los 110 de Estados Unidos.
"Si hubiera un mercado latinoamericano con compradores del exterior y empresas exportadores locales pueden llegar a surgir precios de referencia", afirmó.
Mientras tanto el mercado a Término de Rosario (ROFEX) y el Índice Bovespa compuesto de unas 50 compañías que cotizan en la Bolsa de San Pablo están atados a Chicago.
Sin embargo, Calzada no descartó que en un futuro "tal vez pueda haber un mercado electrónico de contrato FOB (valor de mercadería puesta en puerto) de exportación, lo que podría dar lugar a que surgiera un mercado de referencia".

COMENTARIOS