"Chicha" fue una mujer extraordinaria, con un sentido muy amplio de la lucha
ENFOQUE

"Chicha" fue una mujer extraordinaria, con un sentido muy amplio de la lucha

"Chicha" Mariani fue un ejemplo de fuerza, ética y solidaridad, e hizo escuela en la lucha de los derechos humanos. Por eso, su muerte nos golpea muy duro, más aún porque falleció sin poder recuperar a Clara Anahí, su nieta, a la que tuvo en brazos poco antes de que la dictadura cívico-militar se la apropiara.
En sus más de 40 años de lucha siempre dio muestras de sacrificio y solidaridad. Expuso su valentía al declarar delante de Miguel Etchecolatz y nos marcó un camino.
Era una mujer extraordinaria, con muchas luces y un sentido muy amplio de la lucha. Incorruptible. Decidida. Siempre destilando amor.
Yo la conocí hace más de 40 años cuando iniciamos el duro sendero de buscar a nuestros hijos, hijas, nietos y nietas. Como ella vivía en La Plata últimamente no nos veíamos mucho, pero cada tanto nos cruzábamos en algún acto en la Plaza de Mayo. Y ella siempre estaba con toda su entereza y compromiso.
Recuerdo una anécdota con ella, en 1978, cuando nos íbamos a ir a Brasil gracias a una gestión de la Iglesia de ese país para extender nuestro reclamo.
Yo me encargué de ir a buscar los pasajes y le di uno a ella, pero después fui detenida y por miedo a que descubrieran del viaje me comí el pasaje. Cuando me soltaron la llamé a "Chicha" y le dije que no iba a poder ir porque me había comido mi pasaje y ella me dijo que no, que yo le había dado el mío y que el que me había comido era el de ella.
Su muerte es muy dolorosa porque la lucha por los derechos humanos pierde a una gran referente, pero el legado que deja seguramente la trascenderá.

(*) Cofundadora e integrante del movimiento de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora.

COMENTARIOS