Los pronósticos de una crisis se disipan, pero  surgen dudas sobre el accionar de la Justicia
ENFOQUE

Los pronósticos de una crisis se disipan, pero surgen dudas sobre el accionar de la Justicia

En cuanto a la evolución de la economía, aparecieron nuevos datos que confirman la continuidad de una recuperación que se extendería a lo largo del 2018. El crecimiento del empleo es quizás la novedad más relevante por el impacto social.

Entre dudas que se repiten, algunas certezas y la incertidumbre política, los datos económicos de los últimos días han sido positivos y desmienten buena parte de las argumentaciones de que la Argentina estaría a las puertas de otra crisis. El escenario es complejo, afuera y adentro. Los vaivenes de la administración de Donald Trump afectan a buena parte del planeta, aunque no es todo: el escándalo de Facebook con el uso masivo de datos confidenciales golpeó a Wall Street, genera interrogantes sobre el futuro de las redes sociales y tendrá derivaciones políticas por ahora imprecisas. Los temores de una guerra comercial global se apaciguaron luego de un pico de tensión entre Washington y China, aunque la pelea recién está en los prolegómenos. Y la Reserva Federal, subió como se previa, la tasa de interés pero no hubo sorpresas. La decisión permitió que las expectativas de inflación para los EE UU volvieran al 2 % anual, y eso mejoró el apetito por los bonos argentinos y bajó el riesgo país.
Aquí, en la Argentina, podría haber derivaciones políticas por el caso Facebook: la consultora Cambridge Analytica habría vendido datos obtenidos de las redes sociales a alguno de los candidatos de la campaña presidencial de 2015. Aunque el mayor ruido político viene de la revuelta de la Justicia con el Gobierno, que explotó con los dos jueces que liberaron a unos de los posibles emblemas de la corrupción K, el empresario Cristóbal López. La batalla política no empieza ni termina con este caso: está la decisión de la Corte Suprema de disolver la Cámara que juzgaría a Cristina Kirchner, la investigación en curso en el Consejo de la Magistratura, la situación de Ricardo Echegaray y hasta la posible libertad de Lázaro Báez y Julio De Vido. Para los negocios, estos fallos de la Justicia no resultan neutros y afectan el devenir económico. Exceden largamente el capítulo político.
Las inversiones externas podrían dudar sobre las garantías jurídicas en un escenario de incertidumbre y cortocircuitos entre el Poder Ejecutivo con la Justicia. Pero también esos miedos llegan al ciudadano común, pequeño o mediano contribuyente, que no logran digerir la discreción de ciertos jueces para evaluar la conducta fiscal, adicional a las sospechas de pagos de coimas en el fallo de Cristóbal López. Así aparece un fuerte contraste entre la intolerancia de las agencias tributarias, nacionales y provinciales, que ejecutan, embargan, etc., por pequeñas deudas y el tratamiento que reciben enormes defraudaciones, de miles de millones de dólares, que tardan años en avanzar, o reciben planes especiales. La credibilidad de la Justicia nunca fue importante, pero hoy aparece por el subsuelo, con un hastío social importante. Es una conversación cotidiana en el ámbito de los negocios.

Las inversiones externas podrían dudar sobre las garantías jurídicas en un escenario de incertidumbre y cortocircuitos entre el Poder Ejecutivo con la Justicia.

El relevamiento del Indec en 31 conglomerados urbanos del país arrojó un aumento de 433.000 nuevos puestos de trabajo en el cuarto trimestre del 2017.

En cuanto a la evolución de la economía, como se dijo, aparecieron nuevos datos que confirman la continuidad de una recuperación que se extendería a lo largo del 2018. El crecimiento del empleo es quizás la novedad más relevante por el impacto social, a lo cual se sumó la confirmación de una mejora en el nivel de actividad de los últimos siete trimestres, de manera consecutiva y a un promedio de 1 % del PBI. La situación sigue siendo dispar, con sectores que crecen más que otros y algunos que aún no arrancan. Pero el conjunto mejora respecto a los resultados anteriores al 2016. Las lluvias también dieron un respiro a la sequía, aunque los productores bonaerenses (los más perjudicados por el clima) siguen reclamando quitas tributarias y que se revea el fuerte aumento del impuesto Inmobiliario decidido por la gobernadora Vidal.
El relevamiento del Indec en 31 conglomerados urbanos del país arrojó un aumento de 433.000 nuevos puestos de trabajo en el cuarto trimestre del 2017. Un informe de Fundación Mediterránea estima que dado que esto equivale a una encuesta sobre unos 27,6 millones de habitantes, para el total del país el crecimiento del empleo sería de 685.000 personas en los últimos doce meses. El estudio sostiene que el empleo privado formal alcanzó a fines del 2017 el récord de 192.000 lugares con una suba interanual de 2,2%, pero que subsisten los problemas de informalidad (trabajo en negro) y puestos de trabajo en los sectores exportadores, por lo que debería profundizarse la agenda de reformas en el mercado laboral.
Otra novedad tiene que ver con que el gobierno de Trump reabrió el Sistema de Preferencias Arancelarias para 500 productos de la Argentina que había sido dado de baja en el 2012, que favorece en particular a las producciones regionales.

COMENTARIOS