ENCUESTA EXCLUSIVA DE DEMOCRACIA

El 89% cree que el Estado no debe seguir manteniendo a la Iglesia

En efecto, ante la pregunta “¿El Estado debe seguir manteniendo a la Iglesia?”, el 89 por ciento (282 personas) respondieron que “no”, mientras que solo contestó afirmativamente el 11 por ciento (36 lectores). En total participaron del sondeo virtual de este diario 318 personas. La polémica se desató luego de que el Gobierno difundiera los montos de los sueldos de los obispos.

La gran mayoría de los votantes que participaron de la encuesta semanal de Democracia, que se publica en el sitio de Internet del diario, en www.diariodemocracia.com, y en los perfiles de las redes sociales, opinó que el Estado no debería seguir solventando económicamente a la iglesia católica.
En efecto, ante la pregunta “¿El Estado debe seguir manteniendo a la Iglesia?”, el 89 por ciento (282 personas) respondieron que “no”, mientras que solo contestó afirmativamente el 11 por ciento (36 lectores). En total participaron del sondeo virtual de este diario 318 personas.

Polémica
Luego de que trascendiera el monto de los sueldos de los obispos y se desatara una polémica en torno a esa información, representantes de la Iglesia explicaron cómo utilizan esos fondos que reciben del Estado y dejaron trascender cierto malestar por la difusión de los datos.
El Arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, aseguró que el aporte económico que percibe del Estado lo gasta en "darle a los pobres" y recordó que está fundado en el artículo segundo de la Constitución Nacional.
"Los 40 mil pesos, creo que esa es la suma, los gasto en darle a los pobres. Tengo clientes fijos y sacerdotes a los cuales les falta, y también en pequeñas cosas mías", expresó Aguer en declaraciones a radio Continental.
Recordó que "los constituyentes del 53 cuando pusieron esa formulación quisieron buscar una vía intermedia entre el estado confesional y el estado laico o ateo, que no solamente significa el aporte económico sino el de fomentar y favorecer el culto católico".
En su informe periódico ante el Congreso, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, resaltó que los obispos diocesanos y los administradores apostólicos y diocesanos cobran 46.800 pesos por mes, mientras que los Obispos Auxiliares y los Obispos Eméritos perciben 40.950 pesos mensuales, mientras que detalló que, en 2018, el presupuesto para todo el año asciende a 130,4 millones de pesos.
"Si me lo rebajan o me lo quitan me arreglaré como pueda. Pero aquí hay una razón histórica muy fuerte que tiene que ver con el hecho, también histórico, de que la mayoría del pueblo argentino es bautizado en la Iglesia Católica", señaló Aguer.
Evaluó que "la Iglesia no podría prescindir de eso, es un aporte importante", al tiempo que remarcó que existe "una deseducación en los fieles católicos que no aportan" y señaló que "lo que es la limosna en la misa es una colecta miserable".
El arzobispo de La Plata destacó también que hay capellanes en las Fuerzas Armadas, Servicio Penitenciario, hospitales, que reciben un sueldo por eso.
Por su parte, el obispo de San Francisco, Sergio Buenanueva, afirmó: "Lo que recibimos los obispos no es un sueldo. No nos hacen ninguna de las retenciones propias de un salario ni pagamos ganancia. Se trata de una asignación que llega a nombre de los obispos y que, por lo general, se destina al sostenimiento de los obispados".
A la vez, advirtió que "de tanto en tanto, cuando conviene sacudir un poco a la Iglesia, sale a la luz el tema de los ´sueldos´ de los obispos", por lo cual sugirió que podría tratarse una maniobra distractiva.
La pregunta a Peña sobre el ingreso que se otorga a los obispos, fue realizada por la diputada porteña Carla Carrizo, del bloque Evolución, que lidera Martín Lousteau.
Según publicó el diario La Voz, Buenanueva dijo que le parece "bien que un diputado pregunte por lo que el Estado destina a la Iglesia católica", ya que se trata de "información pública, a disposición de quien quiera conocerla" pero advirtió con extrañeza que "el monto está en el Presupuesto Nacional, que aprueban los mismos diputados que preguntan".
"El monto destinado al culto católico está en el Presupuesto Nacional, que aprueban los mismos diputados que preguntan", indicó el obispo cordobés y consideró que "en definitiva, el Estado administra el dinero que le dan los ciudadanos de su bolsillo".
"Los católicos pagamos impuestos. Es bueno que sepamos cuánto destina nuestro Estado a nuestra Iglesia", continuó.

COMENTARIOS