La pena de muerte, un  escape a los problemas
ENFOQUE

La pena de muerte, un escape a los problemas

Definitivamente gran parte de la nueva clase política solo está dispuesta a manifestar lo "políticamente correcto", es decir, aquello que solo le cae simpático a las mayorías, olvidando de esta manera la mayor responsabilidad de los líderes sociales que es la de aportar sensatez, y criterio a las discusiones profundas, contrastando con la opinión sin sustento de los que carecen de información o son incapaces de tener una visión objetiva.
Así es como trata el Presidente Macri al caso Chocobar y todo lo que rodeó la exposición mediática del tema.
Para ser sincero debo confesar que entiendo y felicito la reacción del oficial de policía que, mientras estaba fuera de servicio, seguramente motivado por su vocación, evitó un asesinato y persiguió a un delincuente para detenerlo. Sin embargo, como demócrata y defensor de la constitución no estoy seguro de avalar el resultado final de esa escena que fue la de un hombre muerto, que a pesar de lo que haya hecho, falleció fusilado por la espalda sin poder exigir su derecho a un juicio justo.
De lo que si estoy completamente seguro es que de mi opinión no surge la verdad, sino que para eso existen leyes de procedimiento, y una justicia que tiene la obligación de aplicarla objetivamente para garantizar la igualdad ante la ley.
Lamentablemente para nuestro jefe de estado, y titular del poder ejecutivo nacional, esto no es tan así. Él no tiene ningún reparo en desconocer los principios republicanos de autonomía de los poderes y exigirle a la justicia que hagan la vista gorda a los posibles errores de la policía casi proponiendo abiertamente que lo condecoremos por matar a un asesino. Un concepto que debo reconocer que me hace mucho ruido.
El Presidente en vez de apretar jueces en conferencia de prensa mientras su principal asesor, Duran Barba, propone la Pena de muerte en los programas de televisión, debería demostrarnos que realmente es de su interés la protección de los vecinos y enviar un proyecto de ley al congreso con la misma velocidad que envió, por ejemplo, la Reforma Previsional, la Reforma Fiscal o la Reforma laboral.
Entonces, tal vez, podamos creer que realmente es su interés defender y justificar el accionar de la policía frente al delito, y no solo utilizar un hecho polémico para extender el humo que esconde el fracaso de sus políticas económicas.

(*) Presidente del Frente Renovador de Junín. Ex concejal.

COMENTARIOS