La política económica, un poco más ordenada
TENDENCIAS

La política económica, un poco más ordenada

Las dudas de siempre subsisten, aunque hoy la política económica aparece más ordenada.
Al menos en cuanto a quienes deciden y cuál es el rumbo de esta primera mitad del año.
En otros ámbitos, la administración macrista deambula en un mar de dudas, con marchas y contramarchas que la dejan expuesta a las críticas y los temores por la proximidad de los comicios legislativos de octubre.
La deuda del Correo con el grupo Socma o la fórmula de cálculo de las jubilaciones abrieron minicrisis, sobreactuadas en parte por la oposición, que devuelven la imagen de un Gobierno amateur o de una marcada falta de sensibilidad social.
El costo político, sin lugar a dudas afecta al presidente Mauricio Macri.
En parte por la política oficial que persiste en sostener un sistema que encubre las responsabilidades y elude los despidos cuando hay errores.

Sistema de decisiones
Aunque el sistema de decisiones, concentradas en la Jefatura de Gabinete, forman parte de la carga y los costos. Al fin de cuentas, todo pasa por las manos del Marcos Peña o sus dos chaperones, los CEO Mario Quintana y Gustavo Lopetegui.
En los temas económicos, casi nada está exento de la supervisión de la Jefatura de Gabinete, quizás con la excepción del Banco Central, que con Federico Sturzenegger mantiene cierta independencia, y que con la salida de Prat Gay ganó espacios y reconocimientos.
Hoy, en esencia, Dujovne y el Banco Central coinciden en al menos cinco aspectos que consideran claves en la marcha económica de esta primera mitad del año:
- Inflación. Confían en que la meta del orden del 17% se cumplirá pese a las opiniones en contrario del mercado y los analistas privados. Y en especial por el pico que estaría registrando el índice de febrero.
- Pauta salarial. También creen en que las negociaciones no se saldrán del andarivel del 18%, pese a las presiones de la GCT y las demandas sociales. El primer acuerdo provincial con los docentes, en esos valores, alienta la opinión oficial. En particular, la expectativa está centrada en la paritaria docente bonaerense, para que se ajuste a esos porcentajes.
- Esperan que los anuncios que hará Dujovne sobre las pautas presupuestarias trimestrales, logren consolidar la opinión del mercado y los negocios respecto a que habrá en este año una coordinación fiscal y monetaria consistente y de que se cumplirán las metas de desequilibrio del año.
- El Banco Central mantendrá la tasa de interés como único instrumento de control monetario y antiinflacionario. Y si bien no hay señales de mayor dureza monetaria, el mensaje de Sturzenegger es que subirá la tasa si la inflación se vuelve a escapar.
- Otra expectativa oficial es que los bancos finalmente se decidan a avanzar con políticas de créditos más agresivas, que ayude a la recuperación económica y del consumo. Los bancos tienen hoy fuerte excedentes de efectivo que no están dirigidos a aumentar la oferta crediticia.
Respecto a lo que ocurrirá en el resto del año, la expectativa es de una recuperación del consumo y del nivel de actividad. La recesión habría llegado a su fin tras cinco trimestres de caída de la economía.
En enero, acompañaron algunos indicadores. El patentamiento de autos, la producción de las terminales, los despachos de cemento y las exportaciones a Brasil.
Incluso, la recaudación, que estuvo por debajo en términos reales durante el 2016, recortó las pérdidas en el primer mes de este año.

COMENTARIOS