None
OPINIÓN

La importancia de debatir el Presupuesto

Esta semana la Cámara de Diputados de la Nación dará inicio al debate sobre el Proyecto de Presupuesto 2017 en el marco de un Plenario de Comisiones, que se extenderá por aproximadamente un mes. Allí no solo expondrán funcionarios de Hacienda y Finanzas, quienes tendrán como tarea explicar cuáles son las variables de la economía argentina esperadas para el año próximo tales como: aumento del PBI, dólar, inflación, déficit fiscal, endeudamiento, etc.; sino también los ministros de las áreas que más recursos manejan como Interior, Desarrollo Social y Transporte, entre otros. De esta manera se formaliza el inicio del tratamiento de la ley de gastos y recursos para el año 2017 en el seno del Poder Legislativo, buscando acuerdos y consensos.
Por eso este año vuelvo a plantear el mismo desafío: ¿Será posible hacerlo esta vez en Junín también? ¿Por qué no podemos replicar la instancia en la que los funcionarios del Departamento Ejecutivo Local vengan con tiempo a la Comisión de Presupuesto a exponer las metas presupuestarias financieras y físicas para el año próximo y no esperar hasta el vencimiento del plazo establecido por la Ley Orgánica de Municipalidades cada 31 de octubre? ¿Por qué no recrear la instancia de la discusión e intercambio de ideas y no solo resumirlo a la aprobación o no del proyecto oficial?
Desde el 10 de diciembre pasado una nueva gestión gobierna el partido de Junín, con una impronta y un sentido de políticas públicas propio que lo identifica. ¿Por qué es importante entonces la discusión del Presupuesto 2017 en nuestra ciudad? Porque va a ser el primer Proyecto de Ordenanza Fiscal e Impositiva elaborado íntegramente por los funcionarios de Pablo Petrecca, quienes tendrán la tarea de llevar al papel los fríos números y las prioridades que establezca el intendente.
Más allá de que las decisiones de gasto y la estimación de los recursos son potestad exclusiva del Poder Ejecutivo, estoy convencido que desde la oposición podemos hacer aportes muy importantes desde miradas diferentes. Tal es el caso de tres proyectos que hoy descansan en la Comisión de Presupuesto del HCD y que bien podrían intentar mejorar la determinación y el cálculo de algunas Tasas locales que afectan directamente el bolsillo de los juninenses.
Uno de esos proyectos, del bloque Concertación Plural que preside Marcelo García, propone modificar la forma de cálculo de la Tasa de Seguridad e Higiene que hoy pagan los comercios y de alguna manera poder vincularla al nivel de ventas corrientes, lo que permitiría afrontar mejor ciclos malos de facturación a los negocios y que la tasa no sea un castigo fiscal adicional, entre otros beneficios de la propuesta.
Por otro lado, los dos proyectos restantes son de mi autoría y van en dos sentidos. Uno de ellos, propone la modificación del cálculo de la Tasa por Conservación de la Vía Pública (CVP), de tal manera que se evite aumentos desmedidos producto de la valuación fiscal de la tierra que hace ARBA ya que resulta una variable ajena al tratamiento legislativo por el cual debe atravesar cada proyecto de Ordenanza Fiscal, volviéndose imponderable el efecto en el valor de la factura que reciben los vecinos finalmente.
El otro proyecto, no menos importante, apunta a resolver la problemática de la falta de maquinaria vial destinada exclusivamente al mantenimiento de los caminos rurales. En este sentido, el proyecto presentado levanta una propuesta acompañada por el propio Pablo Petrecca cuando aún era concejal y sugiere la afectación de los fondos que Junín recibe en concepto de “Descentralización Administrativa del Impuesto Inmobiliario Rural” de origen provincial, a la compra de maquinaria, equipamiento y mantenimiento de la red vial. Considerando para esto, que el empréstito que el municipio estaría por tomar con el Banco Provincia resulta insuficiente para resolver una problemática de larga data que requiere la atención de aproximadamente 1.300 km de caminos rurales.
Si bien, los tres proyectos antes descriptos son aportes concretos, hay muchos otros también del resto de los bloques que componen el Concejo Deliberante que serían de gran utilidad al Ejecutivo para el armado de las proyecciones de las cuentas públicas municipales para el año 2017. El canal de diálogo está abierto, el reclamo de discusión está planteado, solo resta esperar la decisión del intendente.


(*) Concejal del bloque Junín para la Victoria

COMENTARIOS