None
OPINIÓN

El odio por pensar distinto

Durante los más de seis años que estuve al frente del Centro de Referencia (CDR) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, intentamos ir progresando día a día; tanto ediliciamente como en conquistas de derechos para miles de juninenses. Así fue como en el año 2013, con mucho esfuerzo y gestión, inauguramos el edificio actual del CDR situado en Jean Jaures 347.
Para dicha ocasión, por protocolo y convicción personal participó de la inauguración la autoridad máxima del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en ese momento, la Dra. Alicia Kirchner. Como es habitual al dejar inaugurado un edificio estatal se colocó una placa conmemorativa en el hall de entrada del mismo.
En el día de la fecha fue grande la sorpresa que me llevé al encontrar que esa placa que recordaba la inauguración del nuevo edificio del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en Junín había sido “arrancada” literalmente de la pared. La sorpresa se debe a que se cometió un atropello institucional, porque se intenta de esta forma borrar una parte de la historia, ocultándola, arrancándola, tal y como ocurrió con la proscripción del peronismo.
La placa, al estar en el interior del edificio no pudo ser “arrancada” por un transeúnte que pasaba por allí ocasionalmente, sino que esto tiene un fin político claro y preciso: borrar, tapar y ocultar todo aquello logrado por el kirchnerismo. Vemos con tristeza y desazón cómo el odio recrudece día a día, cómo la alianza política liderada por Mauricio Macri que venía a “unir a los argentinos” actúa con el mismo odio que los diferentes gobiernos de facto que han azotado a nuestro país.
Pintaron “Viva el Cáncer”, cuando falleció Evita, proscribieron el peronismo e instauraron el odio. Hoy, con más de 60 años transcurridos y una democracia en plena maduración, vuelven a instaurar prácticas que creíamos olvidadas, pero lamentablemente el odio y la persecución política están más vigentes que nunca.

(*) Concejal por el FPV y ex Articulador Regional del MDS.

COMENTARIOS