None
OPINIÓN

Nuevo escenario para Pymes

El miércoles me invitó un amigo a una charla que organizaba un semillero local (muy concurrida por cierto), estuvo disertando el ingeniero Héctor Huergo y contó una anécdota divertida con Roberto De Vicenzo. Contó que jugando al golf realizó un tiro de salida que quedó en los árboles, tomó otra pelota para realizarlo de nuevo, pero don Roberto se le acercó y le dijo: “Desde donde quedó la pelota, yo a tu edad, pasaba el tiro por arriba de los árboles”. Desafiado por el comentario, Héctor fue hasta donde había quedado la pelota en el primer intento, muy concentrado sacó el mejor tiro que según él podía realizar, pero aún así la pelota dio contra los árboles. Don Roberto se le acercó nuevamente y le dijo: “Lo que pasa es que cuando yo tenía tu edad esos árboles no tenían más de un metro”.
Con esta anécdota quería significar que los escenarios cambian, y que debemos reflexionar acerca de lo que ha cambiado el contexto económico-productivo-social y que un nuevo horizonte (para mí más prometedor) nos espera.
El 99,7% de las empresas de nuestro país son micro, pequeñas y medianas. En conjunto generan 70% del empleo privado registrado de la Argentina. De 2012 a 2015 su tasa de crecimiento fue negativa. En esos cuatro años perdimos 8500 pymes. Y no creamos empleos.
¿Qué es una pyme? Un almacén, un estudio de arquitectura, un acopio de cereales local, un comercio de ventas de ropa, un empresa de programación de software, etc.
A partir de la nueva ley Pyme van a tener menos carga tributaria, más incentivos para invertir y muchas más posibilidades de acceder a un crédito.
Hasta hoy tenían que pagar el impuesto a la ganancia mínima presunta. Aunque no ganaran. La ley lo eliminó. Casi no existen antecedentes de un gobierno impulsando la anulación de un impuesto.
Además tenían que liquidar el IVA todos los meses, aunque sus clientes les pagarán mucho después. Ahora, el pago del IVA será a 90 días.
El impuesto al cheque deja de ser una carga para ellos porque lo podrán descontar 100% de Ganancias.
Desde ahora podrán desgravar del impuesto a las ganancias hasta 10% de sus inversiones y tendrán créditos fiscales por el IVA de las inversiones realizadas.
Más de 70% de las pymes nunca llegaron a un crédito bancario. Por ello tomaban créditos muy desventajosos, o bien que no podían financiar su crecimiento. La ley aumenta las garantías a través del fondo de garantías pyme, establece bonificaciones de tasas y mejora instrumentos financieros para dar seguridad y más opciones.
Desde el BICE se lanzó Primer Crédito Pyme, para la inclusión financiera de las pequeñas y medianas empresas, a tasa preferencial y con mejores plazos.
La banca pública está impulsando el crédito pyme y la banca privada también, porque subió el cupo que deben destinar a las pymes de 14 a 15,5%, lo que significa 60.000 millones de pesos en financiación estarán disponibles para crédito.
La ley establece una herramienta de asistencia del Ministerio de Trabajo para el pago de salarios de trabajadores de empresas en crisis. Los Repro ahora tienen fuerza de ley, más simple ejecución y un piso más alto para cuidar el empleo.
Las distorsiones económicas, desde el cepo hasta el uso indiscriminado de los subsidios, provocó daños que no se superan de un día para el otro. Se necesita tiempo y esfuerzo para ver los resultados, pero es claro que estamos en el rumbo correcto al cuidar y apoyar a quienes generan trabajo en la Argentina.
Creo que a partir de hoy tienen un marco sólido y de fomento para superar esta transición y concentrarse en crecer, un nuevo escenario para el crecimiento.

(*) Subsecretario de Producción de la Municipalidad de Junín.

COMENTARIOS