MUERTE DEL FISCAL

Confirman que la bala que mató a Nisman ingresó con trayectoria ascendente

El disparo está localizado a unos tres centímetros por encima de la oreja, y el mismo atravesó un hueso, pero no cuenta con orificio de salida.

La bala que provocó la muerte del fiscal federal Alberto Nisman ingresó por encima de su oreja derecha y con trayectoria ascendente, confirmó uno de los peritajes ordenado por la fiscal de la investigación, Viviana Fein.


Fuentes judiciales aseguraron a NA que el orificio y el recorrido del proyectil son "compatibles" con una lesión autoinfligida, la que habría sido realizada con suficiente entidad como para causar la muerte.


"Conforme a la autopsia que obra en la causa, el disparo fue efectuado en la zona temporal derecha, ubicado a 3 centímetros por encima de la inserción del pabellón auricular y no de otra manera (arriba de la oreja). Se estableció que el orifico de entrada fue de un diámetro de 6 milímetros", confirmó la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°45 en un comunicado.


La bala atravesó un hueso, pero no tuvo orificio de salida, mientras que la trayectoria del disparo es ascendente, a menos de 30 grados, según arrojó la pericia, luego de que trascendieran distintas informaciones al respecto.


COMENTARIOS