EL EXPRESIDENTE DECLARÓ AYER EN EL SENADO COMO TESTIGO

Carlos Menem ratificó que la muerte de su hijo fue un atentado

El expresidente Carlos Menem declaró ayer como testigo en su despacho del Senado en la causa por la muerte de su hijo en 1995 e insistió en que se trató de un atentado, aunque no aportó nuevos argumentos para justificar su hipótesis.
Tampoco el expresidente (1989-1999) explicó por qué cambió de opinión luego de sostener durante 19 años que había sido un accidente y, ante el juez Carlos Villafuerte Ruzo, se remitió constantemente al escrito que presentó hace semanas, en el que por primera vez suscribió, también sin explicar los motivos, a la versión de un atentado.
Villafuerte Ruzo llegó a las 11 al Congreso de la Nación para tomarle declaración a Menem en su despacho, con la presencia de su exesposa, Zulema Yoma; de su hija, Zulemita; del abogado querellante Juan Gabriel Labake y del fiscal del caso Matías Di Lello.
La primera pregunta fue por qué Menem cambió su opinión de accidente a atentado a 19 años de la caída del helicóptero que conducía su hijo en San Nicolás, pero el expresidente se mantuvo en los dichos plasmados en el escrito y no ofreció mayores argumentos.
El juez insistió con la pregunta y luego lo hizo el fiscal, aclarando que era para ayudar en la investigación, pero Menem se resistió a aportar más detalles, se remitió al escrito y advirtió que no iban a hacerlo contradecirse. 

COMENTARIOS